Publicidad

Utilizar tacones altos puede alterar el equilibrio muscular

Utilizar tacones altos puede alterar el equilibrio muscular
Sin comentarios

Publicidad

Una de las costumbres más extendidas sobre todo entre las mujeres es la de utilizar zapatos con tacón y entre este tipo de zapatos, hay algunos que tienen un tacón bastante alto. El problema es que utilizar este tipo de tacón puede acarrear problemas en nuestra salud.

Concretamente una investigación reciente publicada este mes en la revista SurCoreana International Journal of Clinical Practice sugiere que los tacones altos pueden alterar el equilibrio muscular alrededor de la articulación del tobillo, pudiendo conllevar a serios problemas de inestabilidad y balance. La revista The Journal of Foot and Ankle Surgery indica que las lesiones relacionadas con tacón alto en América se han duplicado de 2002 a 2012.

Entre las lesiones analizadas, hubo más de catorce mil relacionadas con la utilización de los tacones altos, aunque también se relacionaban directamente con la ingesta de alcohol. Los tacones altos empujan el centro de gravedad hacia delante y hacia arriba, por lo que, las personas que los utilizan deben cambiar constantemente su postura para mantener el equilibrio.

El Profesor Neil Cronin de la Universidad de Jyväskylä en Finlandia, autor principal de la revisión sobre los efectos a largo plazo de los tacones altos, advierte de que aumentan los cambios en la longitud del músculo al caminar. Al utilizar tacones altos, la tensión del tendón que une el músculo al hueso es mayor de lo normal. El tendón de Aquiles en el talón se puede acortar y además volverse más rígido.

Se observó así que las mujeres que usan tacones durante años desarrollan este problema y cuando van a utilizar zapatos planos de nuevo, suelen tener dolores. Además, los tacones altos también se relacionan con un aumento en el riesgo de padecer artritis.

La solución que sugieren no es solo la de no utilizar tacones, hay otras alternativas, como por ejemplo usar tacones que sean más gruesos, ya que ayudan a mantener mejor el equilibrio, o también a utilizar plantillas suaves que puedan reducir la presión sobre las rodillas. Eso sí, se debe intentar alternar el uso de tacones con zapatillas planas.

Vía | TheGuardian

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir