Bifidus, algo más que una moda

Sigue a Vitónica

bifidus.jpg

Hace unos años se empezaron a poner de moda los alimentos con bifidus activos y demás sustancias beneficiosas para el organismo, hasta el punto de casi todos los alimentos llevaban este tipo de componente. Pero, ¿sabemos realmente cuál es su función?

Los bifidus se asocian casi siempre con los alimentos procedentes de los lácteos, pero es importante que sepamos que los bífidus no es una moda que se haya inventado ahora, sino que se trata de una bacteria, el lactobacillus bifidus que pertenece a la familia de los lactobacillus que encontramos en la leche. Por lo que es un tipo de componente que siempre ha existido, pero que ha sido ahora cuando se han descubiertos sus beneficios.

Las bacterias conocidas como bífidus las podemos encontrar principalmente en alimentos de origen lácteo, ya que se produce en la fermentación de estos alimentos. Algunos de los productos que más cantidad de bifidus contienen son los yogures y el queso. Actualmente existen en el mercado infinidad de marcas y productos que añaden bifidus activos a los componentes, debido al papel importante que tienen en nuestro cuerpo.

Los bifidus son una parte importante en nuestra salud intestinal. En la más tierna infancia, concretamente en lactantes, se detecta gran concentración de bifidus que ayudan a mantener una buena salud intestinal de los individuos. A medida que pasan los años vamos perdiendo estos bífidus que forman la flora intestinal, por eso es importante ingerir alimentos que nos aporten dosis de estas bacterias beneficiosas para el organismo.

Una de las principales funciones de los bífidus es mantener una correcta salud y funcionamiento intestinal. No debemos olvidar que es en esta parte del cuerpo donde se procesan y se asimilan los alimentos que ingerimos, y es un lugar susceptible de verse afectado por bacterias o virus dañinos que acabarán perjudicando a todo el organismo. Por este motivo es importante mantener unos dispositivos de emergencia que eviten este tipo de ataques. En este caso los bífidus nos van a ayudar a conseguirlo.

Entre sus principales funciones destaca el mantenimiento de una flora intestinal sana que mejorará la asimilación de nutrientes, así como la eliminación de residuos, ayudando a mantener una buena salud. Los bifidus se encargan de producir una enzima encargada de digerir la lactosa y hacer que la toleremos, así como aumenta la receptividad y asimilación de vitaminas y nutrientes.

Se encargan de segregar sustancias antibacterianas que nos van a proteger de los ataques de otras bacterias, virus u hongos. Los bifidus pueden prevenir algunas reacciones alérgicas derivadas de una alimentación incorrecta, así como evitar trastornos del aparato digestivo o enfermedades crónicas en el tracto digestivo que empeoren nuestra calidad de vida.

La falta de este tipo de bacterias nos va a ocasionar malestar general, cansancio, diarreas, malas digestiones, facilidad para contraer enfermedades víricas como gripes, catarros… Por este motivo es muy importante enriquecer nuestra flora intestinal con la ingesta de alimentos que contengan estas bacterias imprescindibles para mantener una salud de hierro.

Imagen | SXC

En Vitonica | El kefir, un yogurt fuera de lo normal
En Vitonica | Diferentes ingredientes funcionales y su acción en el organismo
En Vitonica | Consecuencias de una mala digestión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios