Metodología para el entrenamiento de la resistencia (III)

Sigue a

carreraiii.jpg

Siguiendo con la dinámica de esta serie de artículos sobre la metodología del entrenamiento de resistencia es el turno ahora del metodo continuo instensivo, donde se aumenta la intensidad de trabajo pero se disminuye el tiempo de entrenamiento.

Junto con el método continuo extensivo forma parte de los métodos continuos existentes. También recibe el nombre de método continuo uniforme intensivo (CUI). Es un trabajo cercano al umbral anaeróbico con esfuerzos continuados manteniendo la intensidad.

Duración

A diferencia del método continuo extensivo, el método continuo intensivo tiene una duración menor ya que la intensidad a desarrollar es mayor. En concreto hablamos de un tiempo de trabajo entre 20-30 y 60 minutos.

Al igual que en en el método continuo extensivo, existen casos en el que los corredores experimentados de maratón trabajarán con duraciones que pueden pasar de la hora de entrenamiento.

Intensidad de la carga

La intensidad a la que se debe trabajar es mayor que en el método continuo extensivo. Se considera una intensidad media, con una presencia de lactato en sangre de 3 y 4 mml/l.

En términos de consumo máximo de oxígeno hablamos de un trabajo entre el 80 y 85% del VO2max (García Verdugo, M. (1997)). Aunque otras referencias bibliográficas hablan del 60-90% del VO2max.

Tomando como referencia la velocidad de competición, para trabajar en los umbrales de este método se deberá correr entre el 90-95% de la velocidad de competición.

Efectos del entrenamiento

Trabajar con esta metodología nos permite un mayor aprovechamiento del glucógeno. Y es que durante estos entrenamientos los depósitos de glucógeno se agotan. Es visible una inclusión de la producción y eliminación de lactato.

Se produce una clara mejora del riego coronario y periférico así como una hipertrofia cardiaca. Tambíen observamos un incremento del volumen sanguíneo.

Es observable una capilarización del músculo esquelético mientras que se da poca vagotonía. También se produce una disminución de la viscosidad muscular.

La bibliografía también recoge la pérdida de peso como un efecto del entrenamiento, pero esto solo sera viable y efectivo cuando se acompañe de una estrategia nutricional adecuada.

Objetivos del entrenamiento

Dentro de los objetivos que se desean conseguir a la hora de trabajar de esta forma es el entrenamiento del metabolismo glucogénico. Se busca un aumento de los depositos de glucógeno mediante la supercompensación. En definitiva, una ampliación del metabolismo aerobico en potencias más altas.

De igual forma se quiere conseguir una compensación del lactato durante la carga, así como un aumento del consumo máximo de oxígeno a través de la capilarización y rendimiento cardiaco.

Además de todo lo anterior, mediante este tipo de trabajao se eleva el umbral anaeróbico y es posible la conservación de una intensidad de carga elevada. Se trata de lograr que el deportista trabaje a más intensidad cada vez sin que se acumule más lactato.

Imagen I Run Flint

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario