Síguenos

crossfit-ii.jpg

Publicamos en Vitónica el último artículo de la serie de nuevos hallazgos en el entrenamiento, pero no os preocupéis, porque seguiremos periódicamente trayendo este tipo de artículos que tanto interesan. Os recordamos los artículos previos a este, primera parte, segunda parte y tercera parte.

No dejes que tu entrenamiento se convierta en rutina. Para conseguir resultados más rápidos, cambia el numero de repeticiones que realizas cada vez que vayas al gimnasio. Según un estudio Brasileño, las personas que alternaron los días de entrenamiento de tren inferior y superior ganaron más fuerza cuando rotaron entre 4, 10 y 15 repeticiones cada entrenamiento.

Consiguieron mejores resultados que aquellos que realizaron el mismo número de repeticiones en cada sesión, e incluso que aquellos que cambiaron el número de repeticiones cada semana. Esto se explica porque el cambio del numero de repeticiones recluta diferentes fibras musculares, lo que permite un entrenamiento completo de los músculos. Lo mejor del hallazgo es la efectividad del mismo tanto para novatos como para expertos. Olvídate del estancamiento, del famosísimo efecto Plateau.

Recupérate antes. Investigadores de la Universidad de Georgia descubrieron que los suplementos de jengibre puede reducir dolores musculares. El cambio significativo se pudo observar al cabo de 11 días utilizando 2 gramos de jenjibre al día.

Dale energía a tu entrenamiento. Comer antes de tu entrenamiento acelera el crecimiento muscular, según investigadores Daneses y británicos. Es necesario una concentración idónea para estimular la síntesis de proteínas después del entrenamiento. Se utilizó una ingesta de 570 calorías con el 52% de hidratos de carbono, 34 % de proteínas y un 14% de grasas una hora antes del ejercicio.

Levanta pesas para mejorar tu rendimiento en carrera. Las piernas con masa muscular no te hacen más lento, según científicos de la Universidad de Connecticut. Entre los muchos beneficios del entrenamiento con cargas, se destaca la activación de más fibras musculares, que puede ayudarte a esprintar durante o al final de la carrera. Se trata de buscar un ratio adecuado entre el peso extra que se debe soportar en carrera y la funcionalidad que dan esas nuevas fibras musculares para la efectividad en carrera.

Los grandes atletas, ¿nacen o se hacen?. Un estudio revela que los atletas de elite pueden estar genéticamente dotados. Investigadores australianos afirman que el ACTN3, un gen ligado a las proteínas musculares, puede beneficiar a los atletas de potencia cuando está presente. Al contrario, los atletas de resistencia alcanzan un mayor rendimiento sin él.

Imagen | Bengarland

En Vitonica | Nuevos hallazgos en la ciencia del entrenamiento (I)
En Vitonica | Nuevos hallazgos en la ciencia del entrenamiento (II)
En Vitonica |Nuevos hallazgos en la ciencia del entrenamiento(III)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios