Pros y contras de los baños de vapor

Sigue a

sauna.jpg

Desde la antigüedad el ser humano ha echado mano del agua y sus vapores para relajarse y purificar el cuerpo. Muchos son los beneficios que este tipo de tratamientos nos ofrecen, pero la mayoría de nosotros en muchos casos no sabemos a ciencia cierta los verdaderos beneficios de estos tratamientos. Los baños de vapor son totalmente recomendados para todo tipo de personas, pues nos ayudan desde dentro hacia afuera, pues afectan tanto a las vías respiratorias como a la piel, por ello vamos a detenernos en todo lo que nos pueden ofrecer.

Entre los principales beneficios de los baños de vapor hay que destacar lo buenos que son para la piel, ya que debido a los efectos del calor, los poros se dilatan limpiándose en profundidad. Esta reacción es muy beneficiosa para mantener una piel perfecta y unos poros libres de impurezas y puntos negros, evitando así que nos parezca el temido acné. Junto a esto lo que nos proporciona es una alta eliminación de toxinas a través de la piel y el sudor que nos hace mantener la piel más limpia y mejor.

Frente a los resultados más externos y quizá los considerados como más estéticos debemos destacar otros internos, y es que los baños de vapor nos ayudan desde dentro. Estos nos aportan tranquilidad y bienestar, ya que logran calmar nuestros nervios. Las vías respiratorias también se ven afectadas por los beneficios de los baños de vapor, y es que nos ayudan a mantenerlas limpias y libres de sustancias que nos hacen generar mucosidad y otro tipo de incomodidades.

Pero no todo en torno a los baños de vapor es idílico, ya que estamos sometidos a altas temperaturas durante el tiempo que duran, algo que nos hace aumentar involuntariamente el ritmo cardiaco, y así conseguir llegar hasta las ciento cuarenta pulsaciones por minuto. Por este motivo no es recomendable que tomemos baños de vapor si sufrimos problemas de circulación como las varices, enfermedades cardiovasculares, hipertensión… Las mujeres embarazadas tampoco deben someterse a este tipo de baños, al igual que tampoco lo deben hacer los ancianos. En el caso de tener alguna enfermedad dérmica o de padecer bronquitis asma o algún trastorno respiratorio no es nada aconsejable, ya que este se puede agravar con estos baños.

Actualmente este tipo de baños están muy de moda y muchos son los sitios en los que se ofrecen, por ello es necesario que antes de tomarlos tengamos en cuenta nuestras características y sepamos si realmente nos hará bien someternos a ellos o no, pues como hemos visto, no todo lo que los rodea es beneficio, sino que si no estamos a la altura pueden llegar a perjudicarnos.

Imagen | raunov

En Vitonica | Baño turco: beneficios y precauciones
En Vitonica | Cómo tomar un baño relajante en casa

Deja un comentario

Ordenar por:

5 comentarios