Algunos consejos para comer menos sin darnos cuenta

Síguenos

254408_3176.jpg

Desde siempre se ha hablando de la importancia que los sentidos tienen a la hora de alimentarnos, y es que el olfato, la vista y el gusto son los que están implicados directamente en este acto, y son determinantes a la hora de ingerir un tipo u otro de alimento.

Es cierto que el gusto y el olfato son sentidos que forman parte directa del proceso de ingesta de alimentos, pero la vista es muy importante y determinante en esta acción, ya que como hemos escuchado mil veces, ¡también se come por la vista!, y es que no es lo mismo presentar un alimento de una forma u otra, al igual que ofrecer una cantidad u otra de comida. La vista juzgará la presentación de los alimentos que interferirá en la forma de alimentarnos.

En anteriores post hemos visto la importancia que tiene presentar un alimento de una u otra manera, y es que esto influye enormemente en la motivación y predisposición. Simplemente se trata de un tema de proporción, y es que las apariencias juegan un papel importante en la alimentación. Tal es esto que presentar la comida de una u otra forma determinará la cantidad que ingiramos. Por este motivo vamos a proponer algunos trucos para ingerir menos alimento y no llegar a saciarnos a la hora de comer.

Antes de nada tenemos que saber que hay que comer de todo en su justa medida, pero si nos ayudamos de algunas triquiñuelas podemos obtener mejores resultados. Para empezar el tamaño de los platos y vasos es importante. Si presentamos la misma cantidad de comida en un plato pequeño o más grande nos dará un aspecto diferente pareciendo que estamos ingiriendo diferentes cantidades. En el plato pequeño parecerá que comemos más que en el grande, aumentando así nuestra saciedad.

De lo que se trata es de convencernos de que hemos comido mucho y una buena forma de hacerlo es consumiendo alimentos divididos en pequeños paquetes. Si por ejemplo echamos mano de alimentos precocinados o congelados es mejor elegir pequeños paquetes que nos den la sensación de obtener una buena ración con un solo paquete y comer así menor cantidad.

El tamaño de las cucharas a la hora de servir la comida es importante ya que cuanto más grandes sean menos cantidad de cucharadas tendremos que servirnos dando la sensación de que comemos menos que si tenemos una cuchara menor y echamos más número. De esta manera entenderemos que comemos más cantidad y no seguiremos sirviéndonos más alimento.

Sentarnos a la mesa también hace que comamos menor cantidad de alimento, y es que seguir el ritual del primero y segundo plato, separando los alimentos hace que comamos menos, pues parece que ingerimos más cantidad, cuando en realidad estamos comiendo lo mismo que si lo juntásemos todo en un mismo plato.

Es importante que tengamos estos pequeños detalles en cuenta, pues comer como todo es algo a lo que debemos destinar el tiempo que se merece. No son buenas ni las prisas ni el estrés, pues a la larga nuestro cuerpo nos pasará factura.

Imagen | SXC

En Vitonica | Masticar bien los alimentos para comer menos y mejor
En Vitonica | ¿ Por qué es importante comer despacio?
En Vitonica | 6 razones para cocinar y comer en casa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario