Compartir
Publicidad

Dormir menos de seis horas por noche incrementa el riesgo cardíaco

Dormir menos de seis horas por noche incrementa el riesgo cardíaco
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sueño y la salud están estrechamente relacionados y ya hemos visto que dormir poco puede implicar mayor riesgo de sufrir obesidad así como alteraciones emocionales y mayor riesgo de depresión. Sin embargo, hoy se sabe concretamente que dormir menos de seis horas por noche incrementa el riesgo cardíaco.

Un estudio estadounidense con más de 5000 participantes, comprobó que dormir poco no sólo puede significar más estrés, menor rendimiento y mayor riesgo de aumentar de peso, sino que también tiene consecuencias a nivel metabólico y puede incrementar el riesgo cardíaco.

En la investigación se formaron tres grupos distintos, clasificados en función de la cantidad de horas que dormían. Así, un primer grupo dormía menos de 5 horas diarias, un segundo grupo dormía entre 5 y 6 horas por noche, mientras que el tercer grupo dormía más de 9 horas diarias.

En los resultados se ve claramente después de descartar otros factores que pueden influir que, quienes dormían menos de 6 horas cada noche tenían un 20% más probabilidades de sufrir hipertensión arterial y obesidad que aquellos que dormían entre 7 y 8 horas diarias.

Asimismo, en los asiáticos dormir menos de 6 horas por noche se traduce en elevado riesgo de tener colesterol alto en sangre, lo cual junto a mayores probabilidades de tener presión arterial elevada y obesidad, se traduce en mayor riesgo cardíaco.

Quienes dormían menos de 5 horas por noche tenían aun más acentuados los peligros, ya que eran dos veces más propensos de tener presión arterial alta y colesterol elevado que quienes dormían entre 7 y 8 horas diarias, y además, tenían 50% más riesgo de desarrollar obesidad y 75% más probabilidades de sufrir diabetes.

Los resultados son diferentes según etnias pero aun así, queda demostrado que dormir menos de 6 horas diarias eleva la probabilidad de contar con factores de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Así, si bien no hay consenso acerca de la cantidad de horas mínimas que habría que dormir cada día, el estudio concluye que menos de 6 horas diarias de sueño no son beneficiosas para la salud, mientras que ésta y otras investigaciones han demostrado que quienes duermen entre 7 y 8 horas diarias son más sanos que aquellos que duermen mucho más o menos cada día.

Claramente no descansar lo suficiente altera el medio interno, las hormonas y demás parámetros que afectan la salud metabólica pudiendo influir sobre el riesgo cardíaco.

Más información en | AgingCell, Scopus y AJMC Imagen | Hanginthere

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos