Compartir
Publicidad
Publicidad

Mantenerse activo no contrarresta las consecuencias de la obesidad

Mantenerse activo no contrarresta las consecuencias de la obesidad
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Todos podríamos pensar que si tenemos unos kilos de más pero entrenamos con regularidad y conservamos un buen estado físico no tendríamos mayores problemas, sin embargo, según concluye un nuevo estudio, mantenerse activo no contrarresta las consecuencias de la obesidad.

Tanto tener una buena aptitud física o llevar una vida activa como la presencia de obesidad se han asociado a un menor o mayor riesgo de muerte, por lo que la investigación evaluó si tener una buena capacidad aeróbica contrarrestaba las consecuencias de la obesidad sobre la esperanza de vida.

Se evaluó a más de un millón de hombres por más de 20 años y se comprobó que las personas con buena aptitud física tenían menos riesgo de muerte por cualquier causa, pero quienes no llevaban una vida activa y tenían peso normal tenían un 30% menos riesgo de morir que los obesos activos.

Entonces, si bien tener una baja capacidad aeróbica se asocia a mayor riesgo de muerte, mantenerse activo y tener una buena aptitud física no contrarresta el mayor riesgo de morir que ocasiona la obesidad.

Es decir, que ser un obeso en forma no implica tener menos consecuencias sobre la salud, pues mantenerse activo no contrarresta los daños del exceso de peso y grasa corporal.

Por supuesto, aunque el estudio no lo mencione, es importante saber que los obesos activos tienen mejor calidad de vida y pueden tener menos riesgo de sufrir determinadas enfermedades, aunque eso no les quite riesgo de muerte, pero igualmente, moverse y entrenar con regularidad, siempre es recomendable tengamos o no sobrepeso.

Vía | Int. J. Epidemiol. (2015) doi: 10.1093/ije/dyv321, First published online: December 20, 2015
En Vitónica | ¿Obesos y sanos?
Imagen | Sandra Cohen-Rose and Colin Rose

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos