Si quieres quemar grasas: no te abrigues demasiado

Sigue a

correr


Bajo la creencia de que sudar adelgaza, muchas son las personas que asisten al gimnasio cargados de ropa para fomentar la sudoración, sin embargo, si de verdad quieres quemar grasa es mejor no abrigarse demasiado.

El cuerpo quema calorías por sólo mantener la temperatura del cuerpo alrededor de los 36ºC, por eso, muchos confunden sudor con quemar grasas, no obstante, abrigarse mucho no es nada favorable si lo que intentamos es adelgazar eliminando las reservas de grasa corporal.

En primer lugar, cuando más sudemos más agua perderemos y así, poco a poco se reduce el rendimiento y la fatiga llegará antes de lo esperado, por ende, las probabilidades de quemar grasas son menores a medida que se reduce el tiempo de entrenamiento.

Por otro lado, es verdad que nuestro cuerpo quema más calorías por mantener una buena temperatura corporal cuando estamos ante un ambiente caluroso, pero el gasto calórico es mayor ante ambientes fríos, por ello, no abrigarse demasiado es de mayor ayuda que cubrirse de capas de ropa si lo que buscamos es quemar grasas.

Si no nos abrigamos mucho, no perderemos tanto líquido por sudor, nuestro cuerpo tendrá que esforzarse por mantener la temperatura corporal y además, no nos fatigaremos muy rápido, entonces, las condiciones son más favorables para quemar grasas.

Incluso, cuando más aumenta la temperatura corporal, el metabolismo más recurre a fuentes rápidas de energía, como es el glucógeno, por ejemplo. Por ello, si queremos quemar grasas, lo menos recomendable es abrigarse demasiado, ya que no nos permitirá transpirar adecuadamente y elevará la temperatura del cuerpo reduciendo la movilización de grasa corporal y hasta colocando en riesgo la salud del organismo.

En Vitónica | 3 datos para no olvidar sobre la quema de grasas
En Vitónica | Quemar más grasas entrenando en ayunas, pero con cuidado
En Vitónica | Mitos sobre cómo quemar grasa
Imagen | Ed Yourdon

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios