Pros y contras de consumir alimentos enlatados

Sigue a

enlatados.jpg

Los alimentos conservados en lata son habituales en nuestra dieta, ya que son limpios y normalmente nos sacan de un apuro cuando no tenemos tiempo ni ganas de cocinar. Pero, ¿es mejor consumir los alimentos de esta manera?

Mucho es lo que se ha hablado sobre las conservas, y en la mayoría de los casos de forma negativa. Desde Vitónica vamos a intentar dar una visión más amplia de los pros y contras de consumir alimentos enlatados, y es que no todo es malo, ni todo bueno.

Antes de nada debemos saber que las conservas se realizan a partir de materias primas frescas, es decir, alimentos de calidad que después de ser sometidos a un proceso térmico especifico se envasan para que aguanten en perfectas condiciones durante más tiempo, de manera que se puedan consumir cuando el cliente quiera. Es una buena forma de ingerir alimentos que de otra forma no comemos.

Cuando el alimento se somete a las temperaturas necesarias para su envasado, éste puede perder muchas de sus propiedades, como vitaminas… Pero en cambio conserva intactas otras por más tiempo o las aumenta como los ácidos grasos esenciales, que se encuentran en mayor proporción en las conservas de pescado que en las piezas frescas.

Es cierto que un alimento fresco siempre va a contener más vitaminas que uno enlatado. Pero el nivel de minerales aumenta en las conservas, concretamente el sodio puede llegar a quintuplicarse con respecto a los alimentos frescos. Esto se debe a que en la mayoría de los procesos de enlatado se utiliza la sal como conservante, sobre todo en conservas en escabeche. Este exceso de sodio puede ser perjudicial en personas que sufren de hipertensión.

En las conservas de pescado en aceite la concentración de ácidos grasos es mayor que en los ejemplares frescos, y es que al añadir aceites se aumentan las grasas omega 3 y la vitamina B3 también aumenta, mejorando de esta manera nuestros niveles de colesterol. Eso sí, este tipo de conservas contiene más calorías y grasa que los alimentos frescos, ya que se le añaden grasas a las ya existentes.

Otro punto que debemos tener en cuenta es que concretamente pescados como el atún, las sardinas…. que se consumen en conserva, presentan una mejor asimilación de las proteínas por parte de nuestro organismo, aunque es cierto que contienen menos cantidades del resto de nutrientes. Además, los alimentos conservados en lata suelen tener un mayor aporte calórico que los naturales.

Eso sí, los alimentos enlatados son una buena solución para comer rápido, aunque no debe ser una norma si queremos mantener unos valores nutricionales equilibrados y evitar desajustes orgánicos. Un consejo para los que consuman alimentos en lata, es intentar elegir aquellos que no llevan ni aceites ni sales, pues el aporte de calorías y sodio será menor.

Por último un apunte; hay mucha gente que piensa que las latas además trasmiten a los alimentos metales pesados nocivos para la salud. Esto no es cierto, pues los recipientes están controlados totalmente y contienen sustancias que para nada son nocivas para nuestra salud.

En Vitonica | Alimentos a evitar si tienes el colesterol alto
En Vitonica | Consejos de alimentación de Txumari Alfaro
En Vitonica | Calambres a causa de carencias nutricionales

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario