Sigue a

cast-injury.jpg

Es bien sabido que después de la rotura de algún hueso, cirugía, o enfermedad severa se produce una atrofia muscular, es decir, que disminuye el tamaño de la musculatura. Esto se produce por una disminución de la sección transversal de la fibra muscular.

En un estudio científicos británicos concluyeron la forma en la que los músculos reaccionan al desuso y rehabilitación. Después de la lesión o enfermedad, los músculos son resistentes a cualquier estímulo anabólico como los aminoacidos o las hormanas anabólicas.


Sin embargo, durante la rehabilitación , el cuerpo suprime la miostatina, la cual normalmente retrasa o dificulta el crecimiento muscular, y estímula las rutas bioquímicas para promover la sintesis protéica y el crecimiento muscular. Los ejercicios de rehabilitación causan una leve inflamación, lo cual desencadena el crecimiento de células satélite y la sección transversal de la fibra muscular.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno interfieren con la formación de células satelite durante el periodo de rehabilitacion, retrasando la rehabilitación muscular. Por ello, los deportistas de alto rendimiento deberian miminizar el uso de estos fármacos durante la recuperación de una lesión.

Bibliografía I Journal of Applied Physiology, 110: 555-560, 2011

Imagen I dinogirl

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios