Consejos sencillos para fortalecer la muñeca

Síguenos

muneca.jpg

Las muñecas son una de las partes del cuerpo que más nos trae de cabeza a la hora de hacer deporte, ya que al utilizar los brazos en infinidad de ejercicios casi siempre ellas se ven implicadas en todos los movimientos. Para muchas personas esta implicación supone todo un problema, ya que suelen resentirse esta parte del cuerpo y hacerse en muchos casos daño en ellas. Por este motivo en Vitónica queremos dar algunos consejos para fortalecer más las muñecas y hacerlas más resistentes.

En primer ligar debemos tener presente que las muñecas en sí mismas no se trabajan, es decir, se trata de una articulación con una gran movilidad que está rodeada de tendones y músculos que son los que les dan la fortaleza para aguantar la tensión. Por ello, para evitar que nos hagamos daño en las muñecas es necesario tener en cuenta otras partes del brazo que son las que harán que la tensión no la soporten ellas y así evitarán que nos las lastimemos.

En primer lugar es fundamental que para proteger las muñecas a la hora de elevar una determinada carga no volquemos toda la tensión sobre ellas. Debemos ser conscientes de esto y apoyarnos con los músculos del brazo y del antebrazo, que son los que deben aguantar el empuje. De este modo no solo no nos lastimaremos las muñecas, sino que además conseguiremos elevar más peso. Para apoyarnos en estos músculos es necesario que los trabajemos y los dotemos de la fuerza suficiente para aguantar el empuje que representa la elevación de un peso. Por ello realizaremos ejercicios aislados parta trabajar tanto los músculos del brazo como los del antebrazo.

Muchas personas, con el afán de proteger la muñeca, lo que hacen es recurrir a vendajes y muñequeras que mantienen sujeta la articulación y los músculos y tendones aledaños. Esto puede ser a la larga contraproducente, y es que al utilizar un agente que oprime constantemente la muñeca lo que hacemos es conseguir que esta parte del cuerpo se acostumbre a esta situación y se vuelva “vaga”, siendo mucho más vulnerable a las lesiones y los impactos recibidos del exterior, corriendo así un mayor riesgo de lesión.

Por este motivo es importante que tengamos en cuenta que la muñeca se puede dañar por una serie de factores que nada tienen que ver con un ataque directo a esta articulación, sino que más bien son la consecuencia de una serie de acciones que poco a poco debilitarán la muñeca y la pondrán en riesgo.

Imagen | leocub

En Vitonica | Esguince de muñeca
En Vitonica | La inestabilidad de muñeca o “muñeca abierta”
En Vitonica | Puntos para proteger las muñecas al hacer ejercicio

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios