Compartir
Publicidad

Algunos errores que seguimos comentiendo al hacer abdominales

Algunos errores que seguimos comentiendo al hacer abdominales
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica nos hemos detenido en infinidad de ocasiones en la mejor manera de realizar abdominales. Muchos han sido los trucos que hemos dado y los mejores ejercicios, pero aun así, muchas personas siguen haciendo mal los abdominales. Constantemente seguimos viendo en las salas de entrenamiento errores que parecen sin importancia, pero que tienen más de lo que pensamos. Por ello en este post nos queremos detener en estos algunos de estos errores que seguimos cometiendo a la hora de hacer abdominales.

No se trata de ser el número uno haciendo abdominales, es decir, no queremos ni ser el más rápido ni el que más haga. Principalmente estos parámetros no sirven para nada, ya que sí puedo decir que he hecho 3.000 abdominales en 10 minutos, pero lo que realmente importa es la calidad de los mismos y la repercusión que vamos a tener en la parte que estamos trabajando, es decir, el abdomen. Para ello es muy importante no pasar por alto una serie de puntos a tener en cuenta en los que solemos fallar.

Cuidar la postura y el recorrido

Ante todo es muy importante cuidar la postura a la hora de hacer abdominales. El recorrido en los ejercicios debe ser corto, es decir, hay que concentrar todo el empuje en la pared abdominal, que es la zona que vamos y queremos trabajar. De nada sirve hacer un recorrido demasiado amplio si involucramos otras partes como la zona lumbar o la cervical. Lo mismo sucede con el psoas, y es que la mayoría de personas realizamos ejercicios con recorridos largos que solo nos fatigan y no terminarán por ser del todo efectivos.

Colocar el cuerpo de manera correcta

Si el recorrido suele ser un problema, la colocación del cuerpo a la hora de hacer abdominales suele ser algo que se nos suele escapar. Sobre todo, una cosa en la que no reparamos es en la postura en la que vamos a colocar el cuello. La tendencia es a doblar ligeramente esta parte hacia delante, situando las manos detrás de la nuca. Inconscientemente con esta postura lo que hacemos es forzar la parte cervical mientras hacemos abdominales.

Posición correcta de la espalda y cuello al hacer abdominales

La posición correcta en estos casos sería colocando las manos simplemente posadas en el lateral de la cabeza, es decir, una en cada oreja. Simplemente se trata de situar los brazos mientras hacemos abdominales, nunca de hacer fuerza con ellos sobre la nuca. De este modo podremos colocar la espalda recta y mantener la parte cervical relajada. Para ello la cabeza la colocaremos mirando al frente sin doblar hacia el pecho. Un truco sencillo es imaginarnos que tenemos un puño debajo de la barbilla y que no podemos bajar la cabeza. De este modo lograremos una mayor relajación y concentración a la hora de trabajar el abdomen.

Exceso de carga y ejercicios rebuscados

Otro fallo habitual que solemos ver a diario es el exceso de carga al trabajar los abdominales. Una buena rutina abdominal no necesita de cargas excesivas. Con nuestro propio peso, una concentración adecuada de la zona, una realización lenta de los ejercicios, y constancia, serán más que suficientes para progresar adecuadamente. De nada nos sirve realizar ejercicio complejos con máquinas rebuscadas. A la hora de entrenar los abdominales la sencillez es lo que debe primar.

Imagen | ThinkStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos