Tener unas pantorrillas de hierro es sencillo

Sigue a Vitónica

gemelos.jpg

Estamos acostumbrados a ver a gente que presenta un tren superior demasiado desarrollado y en cambio unas piernas delgadas y sin apenas desarrollo muscular. Esto suele ser un habitual en muchos de los que asistimos al gimnasio, y es que la mayoría de nosotros no repara en el entrenamiento de esta parte del cuerpo.

Las piernas, y en especial las pantorrillas, son una de las partes que más nos cuesta trabajar y normalmente es una rutina que dejamos sin hacer o llevamos a cabo de forma incompleta. Es importante que cambiemos la mentalidad con respecto a esto, y es que unas piernas bien entrenadas aumentarán de volumen al igual que el resto de músculos de nuestro cuerpo. Aunque es bueno seguir algunos consejos para tener unos gemelos fuertes y prominentes.

Antes de nada debemos tener en cuenta que los gemelos son un músculo como otro cualquiera y por eso debe ser entrenado. Además, es un músculo fuerte que aguanta grandes cargas, aunque si somos principiantes entrenándolo es importante comenzar poco a poco para familiarizarnos con la rutina y evitar lesiones innecesarias. Para ello no tenemos que dar importancia a las cargas, sino seguir una serie de principios básicos.

El entrenamiento de los gemelos debe basarse en ejercicios aislados en los que el músculo sea el que soporte todo el empuje sin ayuda de otros. Para conseguir esto es imprescindible que a la hora de llevar a cabo el ejercicio no realicemos rebotes o repeticiones demasiado rápidas para terminar antes. Lo esencial es aguantar el empuje concentrado en el gemelo, y para ello tenemos que realizar movimientos lentos tanto a la hora de subir, aguantando un poco arriba, como cuando bajemos, ya que en la fase negativa también estamos trabajando el músculo.

Los movimientos de cada repetición tienen que ser largos, es decir, hay que realizar todo el recorrido de subida hasta que estemos de puntillas, y todo el de bajada hasta que la punta del pie esté por encima del tobillo. De esta manera entrenaremos el músculo en toda su amplitud. Lo mismo sucede con el desarrollo del ejercicio, y es que tenemos que realizar series de elevación a una pierna en vez de a dos que es lo que solemos hacer. De esta manera concentraremos más la intensidad y lograremos que ambas piernas levanten el mismo peso.

Pero los gemelos no solamente deben entrenarse con un solo ejercicio, sino que hay que tener en cuenta que es necesario que entrenemos todos los músculos que forman esta parte de la pierna. Para ello realizaremos diferentes tipos de ejercicios y con diferentes posturas, es decir, con las puntas de los pies hacia dentro, paralelas o hacia afuera. Es necesario que sepamos que el tibial anterior también existe y es necesario entrenarlo para que no estemos descompensados.

Al finalizar el ejercicio es muy importante que estiremos adecuadamente para descongestionar los músculos, que por lo general suelen cargarse en exceso. Los estiramientos nos ayudarán a recuperarnos del esfuerzo realizado, además de ayudarnos a evitar lesiones pues es la mejor forma de soltar las fibras musculares y mantener un estado saludable del músculo.

Imagen | Gettyimages

En Vitonica | GAP, gluteos, abdominales y piernas
En Vitonica | Saltar a la comba, no sólo un juego de niños
En Vitonica | Piernas perfectas a cualquier edad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios