Vitónica responde: Dos ejercicios para trabajar la respiración en natación

Sigue a Vitónica

nadar.jpg

Nadar es una actividad que todavía muchos relacionan con el verano, pero durante todo el año se puede practicar perfectamente, pues es uno de los ejercicios más completos que existen, tanto a nivel muscular como aeróbico. En este segundo punto es donde nos vamos a detener, y es que la manera de respirar de cada uno, y sobre todo, la capacidad respiratoria es un punto a tener en cuenta a la hora de conseguir unos buenos resultados y aguantar mucho más nadando. Por ello queremos enseñar la realización de dos ejercicios encaminados a mejorar esta capacidad en los nadadores.

Para comenzar vamos a realizar un ejercicio sencillo en el que buscaremos aumentar la capacidad pulmonar en su totalidad. Para la realización de este ejercicio, al igual que el posterior, simplemente necesitaremos nuestro propio cuerpo, que será el instrumento para mejorar la resistencia de nuestros pulmones y así conseguir mejores marcas a la hora de lanzarnos a la piscina. El sitio donde hagamos estos ejercicios puede ser cualquiera, ya que no necesitamos unas condiciones especiales para llevarlos a cabo.

En primer lugar nos sentaremos con las piernas estiradas hacia delante y los brazos estirados hacia arriba. Ambas manos las juntaremos una vez las tengamos arriba del todo, de modo que los brazos queden por detrás de la cabeza. En esta posición lo que haremos será inspirar aire por la nariz siempre, a la vez que estiramos los brazos y con ello el tronco, como si tirasen de nosotros hacia arriba por los brazos. Mientras realizamos este estiramiento aguantaremos el aire dentro del cuerpo unos segundos para luego expulsarlo por la nariz lentamente. Este ejercicio nos ayudará a trabajar los pulmones en su totalidad.

Otro ejercicio que podemos realizar para mejorar la capacidad respiratoria al nadar es el siguiente. Nos colocamos sentados con la espalda recta. En esta ocasión debemos apoyar las manos detrás de la cabeza, en la nuca, y colocar los brazos de modo que los codos queden hacia delante a la altura de los hombros. En esta posición debemos inspirar aire por la nariz hasta que consigamos separar los brazos de manera que se queden los codos laterales. Una vez conseguido esto lo que haremos será expulsar el aire por la nariz lentamente hasta que los codos regresen al centro, a su posición inicial.

Ambos ejercicios nos ayudarán a conseguir una mayor capacidad pulmonar para poder realizar una actividad mucho más completa en la que no nos falte el aire en ningún momento, pues la natación es un deporte que requiere una buena capacidad pulmonar, así como el control de las diferentes técnicas de respiración encaminadas a mejorar el ejercicio.

Imagen | plrang

En Vitonica | Mejora tu respiración
En Vitonica | Respiración consciente para mejorar el tono abdominal
En Vitonica | Respiración y ejercicio físico

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios