Compartir
Publicidad

Dolor de espalda y hombro: males de nuestra sociedad

Dolor de espalda y hombro: males de nuestra sociedad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La medicina avanza, la alimentación mejora y otros factores relacionados también, provocando que cada vez las personas lleguemos a edades más avanzadas. Esto es un logro, pero también provoca que se vayan disparando los casos de dolor de espalda por el envejecimiento de la población así como casos de dolor de hombro como causa de baja laboral.

Muchas enfermedades se van solucionando, pero nada parece poder frenar el desgaste que sufren huesos y articulaciones con el paso de los años; esto sin olvidar el resto de tejidos y órganos. Por diversas razones, ya sea esfuerzos, envejecimiento, o la combinación de ambas, hay una elevada incidencia de dolores de espalda y patologías de hombro.

También es cierto que han mejorado muchas medidas preventivas y de tratamiento, ya sea mediante técnicas conservadoras (reposo, masaje, ejercicio, actividad en piscina...) como las técnicas quirúrgicas, que han mejorado su eficacia y disminuido el tiempo requerido de encame post-operatorio. Citando textualmente de la fuente, que encontraréis al final del artículo: < >. < >.

Todos estamos expuestos a sufrir estos episodios de dolor de espalda. Lo positivo es que el ejercicio físico es una excelente medida, tanto preventiva como paliativa en este tipo de dolencias. En cuanto a los dolores de hombro, se citan a problemas de ergonomía y esfuerzos en el ámbito laboral como principal causa de su aumento, debido a que cada vez es más frecuente el tipo de trabajo que requiere movimientos y esfuerzos repetidos de las extremidades superiores.

El ejercicio físico no es milagroso, y no va a impedir que estos males sigan en aumento. No obstante es una medida eficaz para reducir su impacto, además de que es relativamente barata y saludable por muchos otros aspectos. Debe ser siempre el tratamiento de elección, antes, durante y después de cualquiera de estas lesiones. Lógicamente esto será siempre que no esté contraindicado y con una intensidad y características adecuadas a la persona y patología, por lo que se requerirá siempre con asesoramiento profesional, para conseguir beneficios evitando efectos indeseados.

Fuente | noticiasnavarra.com Imagen | Beautiful Insanity Photography

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos