Compartir
Publicidad

Sobredosis de caramelos, ¿es posible?

Sobredosis de caramelos, ¿es posible?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sobredosis es una palabra que al escucharla nos remite a las adicciones, y si bien hemos dicho muchas veces que el azúcar y los alimentos que lo contienen pueden resultar adictivos, nunca imaginamos una sobredosis de caramelos, por eso, hoy nos preguntamos ¿es posible?.

En primer lugar, es claro que para sufrir una sobredosis las cantidades ingeridas deben ser muy elevadas, así, podríamos imaginar una sobredosis de caramelos sólo si nos alimentáramos a base de ellos y los consumiéramos por más de dos días cómo único alimento de la dieta.

Según James Ruff, un investigador de post-doctorado de la Universidad de Utah, bastaría con sólo uno o dos días dieta a base de caramelos para que un adulto comience a sentirse verdaderamente mal, experimentando una fuerte subida de energía en un principio debido al alto consumo de azúcar y posteriormente una caída importante a causa de la liberación de insulina en respuesta al azúcar.

Por otro lado, la especialista en nutrición Linda Benjamin Bobroff de la Universidad de Florida, indica que nuestro cuerpo reaccionaría intentando eliminar la causa del malestar y así, se generarían vómitos para vaciar el estómago. De detenernos allí, se evitarían consecuencias mayores a causa del exceso en la ingesta de caramelos.

regaliz

Igualmente, hay algunos componentes de los caramelos que podrían agravar la situación y acelerar el proceso de "sobredosis" ante una elevada ingesta. Por ejemplo: el regaliz, pues según advierte la FDA, un exceso de regaliz negro puede causar arritmias, hipopotasemia o bajo potasio en sangre y alterar el funcionamiento cardíaco, lo cual puede resultar de elevada gravedad.

El extracto de la raíz de regaliz, usado para elaborar muchos caramelos, contiene glicirricina, compuesto que en exceso genera las consecuencias antes dichas. Así, la FDA recomienda no ingerir más de 60 gramos de regaliz negro por día durante sucesivos días o si se observan arritmias, suspender su consumo inmediatamente.

Asimismo, otro compuesto que puede acelerar los efectos perjudiciales del consumo excesivo de caramelos es el sorbitol, que en grandes cantidades es causa de diarrea, cólicos y malestar estomacal.

Además, si nuestra dieta fuera prácticamente basada en caramelos y chuches, no sólo sufriríamos estas consecuencias sino también, caries dentales y déficit de nutrientes importantes que proveen otros alimentos que aportan mucho más que azúcar a la dieta. Entonces, parece que la respuesta fue dada y ahora sabemos que es posible sufrir una sobredosis de caramelos.

Aunque como buenos Vitónicos sabemos que un dulce o un caramelo al día no perjudicarían en nada nuestra salud, mientras que sí podemos experimentar peligros importantes y consecuencias severas si nos pasamos con su ingesta durante repetidos días.

Vía | Bebés y Más Más información en | FDA Imagen | Gadl y Ungard

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos