¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

Síguenos

sindrome_trabajo.jpg

Hay muchas personas en nuestra sociedad a las que el trabajo les absorbe poco a poco, hasta que llega un punto extremo en el que parece que se vive exclusivamente para trabajar en lugar de trabajar para vivir. En cierto modo a todos nos ha pasado alguna vez.

Parece que la vida social de la persona termina siendo anulada, prevalece el trabajo y todos los problemas que se encuentran en torno a él, a esto tenemos que añadir los problemas personales, al final se trata de una vida cargada de trabajo, estrés, problemas y el papel social del individuo, el aspecto lúdico o sentimental, parecen desaparecer. Sufrir adicción al trabajo trae serias consecuencias que se pagan cuanto más se avanza en esta línea laboral, la vida social desaparece, aparecen problemas musculares y digestivos, problemas psicológicos…

La adicción al trabajo es una realidad, es un trastorno, un desequilibrio, algo de lo que muchos podemos sufrir sin darnos cuenta, creyendo que estamos actuando de un modo normal. Existe un pequeño test que te puede ayudar a descubrir si padeces esta adicción. Fue creado por el doctor Ricardo Sotillo exclusivamente para detectarla. Se trata de un cuestionario muy sencillo en el que se proporcionan diez preguntas y tres respuestas posibles para cada pregunta.

Según el doctor Sotillo, es difícil determinar qué personalidad es más propensa a padecer este problema, pero quienes lo padecen mayoritariamente coinciden en una característica, se trata de personas competitivas o que ostentan determinados cargos de responsabilidad. Como en muchas adicciones o problemas, lo más importante para que se pueda solucionar es que quien lo sufre tome conciencia y reconozca su problema, ese es un primer paso.

El segundo será buscar ayuda e intentar relacionarse, la sociabilidad es una gran compañera para luchar contra el síndrome del trabajo. Empezar a hacer ejercicio físico regularmente contribuirá también a solucionar el desequilibrio. Os proponemos realizar el test y compartir con nosotros el resultado:

1.¿Tienes un horario determinado que cumples regularmente?
A) Sé cuando entro, jamás cuando salgo.
B) A veces.
C) Sí, siempre.

2.¿Sueles llevarte alguna lectura o informe laboral a tu casa?
A) Sí, casi todos los días
B) A veces, en fin de semana
C) Mis lecturas las encuentro en la biblioteca.

3.¿Te llaman por teléfono de tu trabajo a tu casa?
A) Sí, casi todos los días
B) A veces
C) Si me llaman, es porque ocurrió algo extraordinario.

4.¿Sientes que haces algo incorrecto cuando te vas del trabajo a la hora de salida del resto de personas?
A) Sí, es como si me estuviera escapando
B) A veces.
C) Siento que me voy con los deberes hechos.

5.¿Tienes en tu agenda más teléfonos de colegas del trabajo que de amigos?
A) Sí.
B) Mitad y mitad
C) Tengo los de un par de colegas. El resto son de amigos.

6.¿Las vacaciones te resultan interminables a partir de la primera semana?
A) Sí, pero me consuelo pensando que ya falta menos para volver.
B) No.
C) Me resultan cortas.

7.¿Te quejas continuamente de que te falta tiempo?
A) Sí, es una costumbre
B) A veces, cuando tengo muchas cosas que hacer.
C) La verdad es que siempre me las arreglo.

8.¿Tus conversaciones suelen ser sobre el trabajo o predominan otros temas: hobbies, deportes, sociedad, cultura, política?
A) Es que mi trabajo no me deja tiempo para otra cosa.
B) Depende, si estoy con colegas, sí.
C) ¿Trabajo? ¿Qué es eso?

9.-¿Te planteas o reconoces que el trabajo te requiere continuamente?
A) Sí, pero si no estoy yo, no hay quien lo haga.
B) A veces.
C) Nunca me lo planteé.

10.- ¿Te parece que te falta algo si dejas olvidado tu portafolio en la oficina?
A) Por supuesto; la mayoría de las veces vuelvo a buscarlo.
B) Depende si me he dejado algo importante.
C) Sí, que me falta peso, jajaja.

Bien, ahora deberás hacer la siguiente operación, suma los resultados marcados con la respuesta A y multiplica por 5, suma los resultados B y multiplica por 2 y finalmente las C por 0. Suma el total.

Una puntuación entre 30 y 50 puntos te indica que debes cambiar de trabajo ya que éste te está cambiando y estás dejando de ser quien eras antaño.

Una puntuación entre 10 y 30 puntos indica que estás dentro de la media normal, manteniendo siempre un cierto equilibrio entre la vida laboral y la privada.

Difícilmente podrás sacar una puntuación entre 0 y 10 y más en la sociedad en la que nos encontramos, sería una rareza entre miles o quizás porque eres inmensamente rico y vago.

Vía | Infobae
Más información | Capital Emocional
Más información | Elergonomista
Más información | El Tiempo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario