Compartir
Publicidad
Publicidad

Aperitivos exóticos y sanos: tzatziki, hummus y tapenade

Aperitivos exóticos y sanos: tzatziki, hummus y tapenade
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya os he dicho en alguna ocasión que yo no soy muy cocinillas y que mis recetas suelen ser de pocos ingredientes y poca elaboración. Si a vosotros tampoco os gusta o no se os da bien la cocina, ¡subíos al carro! Os traigo tres recetas súper sencillas de aperitivo para que quedéis muy bien delante de vuestros invitados. También pueden ser una buena opción como tentempiés sanos si las tomáis con crudités de verduras.

Cada una de estas salsas para mojar o untar es típica de una región: el tapenade es típico de la Provenza francesa, el tzatziki es una salsa griega, mientras que el hummus es un plato muy popular de la zona de Oriente Medio. Claro está que todos los podéis comprar ya hechos, pero os aseguro que no se tarda nada en prepararlos, y en el sabor está la diferencia.

Tapenade o pasta de aceitunas

Tapenade

Para su elaboración necesitaremos una taza de aceitunas negras (también se puede hacer con verdes, pero yo prefiero las negras para esta salsa), un par de cucharadas de alcaparras, diente de ajo, un poco de romero y tomillo, el zumo de medio limón y media taza de aceite de oliva. La receta original lleva también anchoas, pero yo no se las echo y está igual de bueno.

La elaboración no puede ser más sencilla: metemos todos los ingredientes menos el aceite oliva en el vaso de la batidora, y mientras se van mezclando y picando a una velocidad no muy rápida, vamos incorporando el aceite. Una vez terminado podemos condimentar también con pimienta negra.

Tzatziki o salsa de yogur y pepino

Tzatziki

Una de las opciones más refrescantes para nuestro aperitivo, sobre todo en verano. Para elaborar el tzatziki necesitamos dos yogures griegos, un pepino, un diente de ajo, medio limón, un poco de menta picada y una cucharada de aceite de oliva.

Para hacer tzatziki ni siquiera necesitamos batidora: pelamos el pepino y lo rallamos para que quede una pasta, lo salamos y lo dejamos escurrir. Mientras, tomamos todos los demás ingredientes y los mezclamos en un bol, y por último incorporamos el pepino rallado. Lo guardamos en la nevera un par de horas, y está listo para consumir. El resultado es una salsa muy cremosa, perfecta para servir con crudités.

Hummus o puré de garbanzos

Hummus

Una receta que conviene tener a mano si eres vegetariano o vegano, ya que es una forma muy rica de comer legumbres aún en los meses de más calor. Necesitaremos 200 gramos de garbanzos cocidos (yo los compro ya cocidos, de los que vienen en bote de cristal), una cucharada de tahini (es una pasta de semillas de sésamo, pero yo no la echo porque nunca la encuentro en el mercado), un poco de cilantro, un chorrito de aceite de oliva, el zumo de un limón y sal.

Súper sencillo, en dos pasos. Paso uno: meter todo en el vaso de la batidora. Paso dos: batir. ¡Tachán! Buscad que tenga una consistencia cremosa e id probando: si no os convence el sabor a la primera podéis ir corrigiendo al añadir más sal o más aceite.

Tres salsas muy sanas para adentrarnos en la gastronomía de tres países diferentes. ¡Que aproveche!

Imágenes | iStock
En Vitónica | ¿Tienes antojo de dulce? Prueba este helado de plátano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos