¿Es posible modificar el ADN con el ejercicio?

Síguenos

adn


Todos nos habremos sorprendido con nuevos razonamientos o conclusiones que cada día descubre la ciencia, y cosas que antes eran inamovibles y 100% seguras se desmoronan cual pirámide de naipes al paso de un huracán, debido a nuevos estudios, pero ¿es posible modificar el ADN con el ejercicio?

Sabemos desde hace tiempo, mucho tiempo, que el ADN que se hereda de nuestro padres, y estos a su vez de los suyos y así hasta hace cientos de miles de años, es inalterable por mucho que nosotros en esta vida hagamos todo lo posible para mejorarlo (aunque en algunos casos es todo lo contrario).

Pues resulta que como todo en esta vida es posible quien no habría puesto la mano en el fuego con la afirmación que el ADN no se modifica ni con el ejercicio, ni con la dieta, ni con el ambiente… Sin embargo, esto no es del todo correcto ya que un reciente estudio dice que el ADN puede ser modificable para bien en cierto aspectos.

El estudio

El estudio lo ha realizado a cargo un equipo de la investigadora Juleen Zierath del Instituto Karolinska en Suecia y se ha centrado en las personas que sedentarias, que la verdad en esta sociedad es lo que abunda desgraciadamente, y han visto que si hacen algo de ejercicio, aunque sólo sean unos minutos, produce un pequeño cambio pero apreciable en el ADN.

Con el experimento se ha observado, al examinar muestras de los músculos esqueléticos de personas que acaban de hacer ejercicio físico, que el ADN analizado tenía menos marcas químicas (grupos metilo) que el tomado antes de la sesión de ejercicio.

Los tramos de ADN en los que se habían producido cambios eran los que participaban en la activación de genes concretos que mejoraban la adaptación de los músculos al ejercicio físico. Además al replicar el experimento en el laboratorio se registró la misma pérdida de marcas químicas (grupos metilo) en el ADN.

También fue curioso lo que se descubrió con respecto a la cafeína ya que exponer al músculo a la misma tenía el mismo efecto que hacer ejercicio físico, reproduciendo la misma contracción que realiza el músculo para realizar ejercicio intenso, aunque no significa que tomar café esa el sustitutivo universal de la práctica de ejercicio físico, pero la reacción es muy similar.

adn2

El futuro hacia la “reprogramación”

Por una parte del genoma humano que existe en los músculo no va a variar por el ejercicio físico que se realice sea del tipo que sea, eso en ningún caso puede provocar ningún tipo de variación, pero sí que se modifican partes de la estructura de las moléculas de ADN.

Con estas modificaciones, que se han encontrado en algunas partes concretas del ADN, puede que sirvan de partida para poder programar, en un futuro aún lejano, la genética de los músculos, pudiendo hacer que éstos puedan ganar masa, resistencia, fuerza o cualquier otro beneficio que se desee.

Los cambios que se han descubierto en el ADN se conocen como modificaciones epigenéticas, que no es más que una pérdida o incorporación de marcas químicas en el ADN, algo así como un parámetro distinto a la ubicación de las letras del ADN en el genoma.

Conclusión

La frase que más nos ha gustado al leer este estudio viene de la propia investigadora Juleen Zierath que dice “El ejercicio físico es una medicina“ qué duda cabe que esto se puede aplicar a la filosofía que desde Vitónica queremos hacer llegar a todos los que nos leen.

Seguramente a muchos de nosotros esto nos dará igual ya que tenemos claro que el deporte es parte de nuestra vida y sin él no podemos vivir, así que creemos aunque el ADN no cambien nosotros tampoco e inculcaremos a nuestros hijos en la pasión por el deporte, la salud y una dieta equilibrada.

Imagen | Wikimedia Commons, wikimedia commons

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios