Tipo de personas que van a un gimnasio

Síguenos

pes.jpg


Seguramente la mayoría de nosotros hemos pasado por más de un gimnasio durante nuestra vida con los hierros, cardio, el spinning o cualquier método de entrenamiento que existen en los gimnasios, y habremos observado como existen diferentes tipos de personas que podemos enumerar.

Si bien este post que habla del tipo de personas que van a un gimnasio, y seguramente todos veamos representados a alguien e incluso a nosotros mismos, es sólo un post en tono de humor de la fauna que existen en los gimnasios, el cual puede ampliarse con los estereotipos que nos posteéis en los comentarios.

  • La parejita: no es raro ver a una pareja donde ella se ha apuntado con él al gimnasio simplemente para ir acompañada al gimnasio, ella no hace mucho y el poco porque ella no le deja pero le cuenta las repeticiones y le mete prisa para salir.
  • El preguntitas: quien no se ha encontrado con el que siempre pregunta ¿te queda mucho? ¿has acabado? ¿te importa si roto contigo? ¿puedo coger esa barra? ¿ese banco esta libre? ¿necesitas ayuda? Todos preguntamos alguna vez pero esta persona lo hace constantemente.
  • El poses: está claro que los espejos están para mirarse al hacer el ejercicio, pero él se mira contantemente, hace posas, se sube la camiseta para ver los resultados del entrenamiento.
  • El ruidoso: tirar las pesas contra el suelo a veces nos puede pasar pero este personaje las choca, las tira, grita como si pariese y se sabe hasta cuantas repeticiones lleva por su elevada respiración.
  • El perdido: este no sabe por donde le da el aire, lleva años en el gimnasio pero sin la hoja que le ha hecho e monitor no sabe ni lo que le toca ni como hacerlo.
  • El cuadrado: está más inflado que la mayoría y le gusta que todo el mundo lo sepa, siempre lleva camisetas rasgadas o de tirantes ínfimos con el cuello hasta el ombligo.
  • El solitario: siempre va sólo, entra y saluda y se centra en lo suyo, lo hace todo un tiempo record y se va a todo correr, y en la mayoría de las veces ni se ducha.
  • El mudo: introvertido por naturaleza se pasea por el gimnasio con la mirada en el suelo. Es tan vergonzoso que si le preguntas algo hace como que ha acabado y te contesta con un gesto sin levantar la barbilla.
  • El charlatán: conoce a todo el mundo y les pregunta por todo tipo de cuestiones, saluda sin parar a todos los que entran en el gimnasio aunque tenga que dejar la serie a la mitad. Le importa más ser social y hablar de lo que sea que entrenar.
  • El del móvil: va con el móvil de máquina a máquina, lo mira sin parar, manda mensajes, chatea o habla mientras está haciendo cardio.
  • El mala técnica: este hace los ejercicios con una técnica nefasta y lo peor de todo es que te mira a ti como si fueses un bicho raro porque te molestas en ajustar los asientos, respaldo y bancos a tu medida.
  • El no-monitor: hace de todo menos ayudar y asesorar. Suelen ser muy jóvenes sin experiencia y que se dedican a hablar con todo el mundo, a poder ser con personas que les atraigan.
  • La macizorra: en este caso hablamos de la buenorra que lo sabe, que va perfecta al gimnasio, y siempre realizan ejercicios de abductores, curl para femoral tumbado, glúteos… Si te mira lo hará por encima del hombro.
  • El inventivo: éste emplea las máquinas para ejercicios de otros grupos musculares, aprovechando al máximo todo lo que puede dar de sí cada una de ellas, sin duda podemos aprender mucho de ellos, incluso los fabricantes de máquinas deberían contratarte como asesor.
  • El listillo: es el típico que siempre sabe más que tú, te corrige los ejercicios desde lejos y te sugiere mejoras para tus rutinas, o errores que ha leído en alguna revista de culturismo.
  • El sudoroso sin toalla: sabes que ha estado usando la máquina que quieres usar por ese reguero de sudor que gotea por el respaldo, o por que el suelo de la bicicleta donde ha hecho cardio parece la piscina municipal.
  • El lector: va al gimnasio a leer un libro o a leer las revistas del gimnasio, realizando series eternas que ocupan una maquina durante minutos. No sé muy bien si entrenar para leer o al revés.
  • El cantante: lleva auriculares a todo tren y tararea o incluso se atreve a cantar las canciones que escucha mientras realiza alguna serie de pesas.
  • El perfecto: tiene un cuerpo muy equilibrado, es guapo, realiza las series y ejercicios con una técnica perfecta, no le sobra nada de grasa, la ropa e ajusta perfectamente, entrena en un tiempo record y es la envidia de todo el sector masculino y deseado por el femenino.
  • El copión: este se dedica a ver que hace otra persona del gimnasio normalmente más fuerte que él (si está el perfecto le imita hasta los andares) y realiza el mismo entrenamiento que él. A veces intenta entrenar a la vez con él.

PD: También van personas normales que no encajan en ninguno de los grupos, pero por norma general todos nosotros pertenecemos a algún grupo de los de arriba.

Imagen | usodesita

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios