El entrenamiento por la mañana ¿es mejor?

Sigue a

manana


Muchos de nosotros realizamos actividad física en distintas horas a lo largo de día, pues para la mayoría, el gimnasio o el momento de entrenar se acomoda acorde a los horarios de trabajo, estudio u otras ocupaciones.

El ejercicio físico aporta grandes beneficios para la salud, pero…¿hay alguna diferencia entre el entrenamiento por la tarde y el entrenamiento por la mañana?

Varios estudios han dicho con anterioridad que ejercitarse a primeras horas del día goza de mayores beneficios que hacerlo en horas de la tarde. Entre las bondades citan el efecto revitalizante del ejercicio que, realizado por la mañana, nos llena de energía para continuar con ánimo el resto del día.

Por otro lado, el cuerpo después de varias horas de descanso se encuentra con mayor predisposición para realizar movimientos. Incluso, es más probable que si entrenamos por la tarde surja algún imprevisto o reuniones de trabajo no planeadas que nos impidan el entrenamiento ese día.

Otras investigaciones afirman que para aquellos que quieren perder peso lo ideal es entrenar por la mañana debido a que el efecto de la ejercitación incrementaría el metabolismo y así, favorecería el gasto calórico.

Además, el ejercicio a primeras horas de la mañana potencia la actividad mental y su efecto puede perdurar por alrededor de 10 horas después.

No obstante todos esos beneficios, están quienes no quieren renunciar a una hora más de sueño y por esta razón, cancelan el momento de entrenar por la cama.

Pero más allá de los obstáculos de ejercitar por la tarde o la mañana, los beneficios ¿varían mucho si entre una u otra opción?

En mi opinión, potenciar la actividad mental no es una bondad ajena al entrenamiento por la tarde o por la noche, como así también creo que la actividad física da vitalidad, pero también permite relajarse y ésto sería una buena excusa para entrenar por la tarde, ya que después de una jornada estresante a todos nos gustaría sentirnos como nuevos.

Por otro lado, el metabolismo y el gasto calórico resultan incrementados cuanto más nos ejercitamos, no creo esencial que la actividad se realice exclusivamente por la mañana.

Otra de las cosas poco favorables de entrenar por la mañana es la gran probabilidad de que evites tu desayuno, comida realmente importante para continuar un buen día y sobre todo, para prevenir consecuencias no deseadas durante la ejercitación.

Finalmente, considero al ejercicio físico un hábito indispensable en la vida de todos, por ello también creo que sus beneficios no están condicionados por horarios, sino que a cualquier hora y en cualquier lugar, poner nuestro cuerpo en movimiento es gratificante y muy saludable. ¿Ustedes que creen?

En Vitónica | Ejercicio físico en ayunas…¿Si o no?
En Vitónica | Comienza el día con un buen desayuno

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios