Compartir
Publicidad
Publicidad

Las ventajas del entrenamiento cruzado

Las ventajas del entrenamiento cruzado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El entrenamiento cruzado implica el entrenamiento con un modo de ejercicios distinto del que utilizamos habitualmente con la finalidad de mejorar y mantener el nivel de actividad física, sin aburrimiento y con menor riesgo de lesiones.

Es decir, consiste en la utilización de más de una forma de ejercicio o entrenamiento para alcanzar los objetivos. Puede incluir ejercicios aeróbicos, de sobrecarga, o una combinación de ambos.

Entre los principales fundamentos del entrenamiento cruzado se encuentra el hecho de que usted podrá desarrollar la fuerza, la destreza o la resistencia sobre un amplio espectro de ejercicios y movimientos.

Así, no logrará una aptitud en particular sin recibir beneficios en otras partes del organismo, sino que, con el entrenamiento cruzado puede obtener resultados positivos en diversos aspectos que favorecen la práctica deportiva.

Además de que el entrenamiento cruzado le permite preparar a su cuerpo para diferentes usos, éste pondrá en movimiento todas las fibras musculares de su cuerpo y no sólo algunas, lo cual optimiza el funcionamiento del organismo y mejora a aptitud física global.

Por otro lado, modificar el método con que entrenamos frecuentemente, incorpora variedad y nos permite salir de la rutina, lo cual significa progresos para nuestro cuerpo, ya que éste debe realizar un esfuerzo extra para responder a un estímulo al que no está acostumbrado.

Entonces, el entrenamiento cruzado desafía a cada uno de los músculos y al sistema cardiovascular para que, finalmente, este haga más eficiente su respuesta y así, ganemos beneficios para la salud.

Una más de las tantas ventajas del entrenamiento cruzado es que reduce el riesgo de lesiones por sobreuso y llena de diversidad el entrenamiento, lo cual reduce el aburrimiento, permite progresos y favorece la motivación.

Hay múltiples formas de realizar un entrenamiento cruzado y usted puede aplicarlo cambiando sus ejercicios habituales, incorporando un nuevo componente a su entrenamiento, modificando posiciones, anexando las pesas y ejercicios de flexibilidad a la rutina de aeróbicos, entre otras.

Una forma práctica de empezar a practicar el entrenamiento cruzado es realizar diferentes actividades en diferentes días, por ejemplo, un dia realizar ciclismo, otro día correr, otro natación y así sucesivamente para llenar de variedad y resultados el entrenamiento.

Sin dudarlo, muchos de nosotros hacemos este tipo de ejercitación sin darnos cuenta, pero conocer sus beneficios y la importancia de un entrenamiento completo y variado que favorezca todo nuestro cuerpo, es la base para continuar realizándolo o comenzar con él, si aún no lo hemos implementado.

En Vitónica | Los 10 mandamientos de los corredores de fondo En Vitónica | Te has estancado en tus entrenamientos de carrera, ¿qué hacer? En Vitónica | Consejos para superar la meseta en la rutina de musculación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos