Compartir
Publicidad

Aumentar el consumo de fibra y granos enteros para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2

Aumentar el consumo de fibra y granos enteros para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nuestro estilo de alimentación y los alimentos que consumamos están relacionados de manera bastante directa no solo con nuestra salud, sino también con nuestro bienestar físico y mental. Esto no quiere decir que haya algún tipo de comida que pueda curar enfermedades, o que consumir un alimento concreto vaya a evitar al 100% que padezcamos una enfermedad. Lo que significa es que nuestro tipo de alimentación puede aumentar o reducir el riesgo que tenemos de padecer enfermedades, en concreto las no transferibles.

Existen otros numerosos factores de riesgo o de protección, al margen de la alimentación, que pueden influir en que padezcamos una enfermedad. Sin embargo, la alimentación es también un factor de riesgo o de protección y es importante que seamos conscientes de eso, y sepamos qué alimentos pueden influir. En este sentido, una nueva investigación, publicada en la revista The Lancet, señala directamente al consumo de fibra y de granos enteros que hacemos.

En este caso, se trata de unas revisiones sistemáticas y metaanálisis para el que contaron con 185 estudios observacionales que involucraban a alrededor de 138 millones de personas, además de 58 ensayos clínicos con más de 4500 personas participantes. Una de las cosas que tuvieron en cuenta es que los estudios estuvieran realizados en personas saludables, de modo que enfermedades previas no influyeran en los resultados.

Rawpixel 799536 Unsplash

Los resultados encontrados señalaban los beneficios de aumentar la ingesta de fibra procedente de alimentos y cereales de grano entero hasta los 25-29 gramos diarios. En este sentido, encontraron entre un 15 y un 30% de reducción en todas las causas de mortalidad o por causas de enfermedad cardiovascular en aquellas personas que consumían más fibra en comparación con quienes menos comían. También encontraron una reducción en la incidencia de enfermedades coronarias, así como en la diabetes del tipo 2 o, incluso en un 16-24% menos de riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Los investigadores señalan que por cada 8 gramos de consumo de fibra adicional que se haga desciende el riesgo de padecer diabetes tipo 2, cáncer colorrectal o enfermedades cardiovascular en un 5-27%. En el caso de los cereales de grano entero, con un aumento de 15 gramos en su consumo existía un riesgo entre el 2 y el 19% menor de padecer esas mismas enfermedades. Esto influiría en la reducción del número de fallecimientos.

De confirmarse estos resultados, podrían ofrecer a los profesionales de la salud nuevas pautas nutricionales que ofrecer a los pacientes. En cualquier caso, estos resultados vienen a confirmar investigaciones recientes que relacionaban el consumo de cereales enteros con una reducción del riesgo de padecer diabetes,o a la fibra dietética con un envejecimiento más saludable.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio