Compartir
Publicidad

La gelatina es el nuevo "remedio para todo": analizamos qué hay de cierto en ello

La gelatina es el nuevo "remedio para todo": analizamos qué hay de cierto en ello
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gelatina es una preparación frecuente en hospitales y quizá por ello, hoy se considera el nuevo "remedio para todo", pues incluso para cuidar la piel, las articulaciones y otros beneficios se promueve. Te contamos qué hay de cierto en ello.

Las verdaderas propiedades de la gelatina

Tenemos a nuestra disposición diferentes tipos de gelatina siendo las más frecuentes las derivadas de la piel de animales que son las que mayor proporción de proteínas poseen, encontrándose entre uno de los alimentos más ricos en este nutriente.

La gelatina es un hidrocoloide, muchas veces usado como aditivo alimentario debido a que forma un gel ante su contacto con agua ofreciendo textura a una preparación o solidez a la misma.

Es rica en aminoácidos esenciales y en colágeno, razón por la cual se considera de gran ayuda para la salud articular. Y además, su preparación requiere de un alto contenido acuoso por lo tanto, se trata de un alimento fácil de digerir y que casi no posee calorías una vez preparada, exceptuando las opciones comerciales de sabores que sí se encuentran colmadas de azúcar.

Istock 621994568

¿Es realmente un remedio para todo?

Por sus propiedades podríamos asumir que la gelatina es ideal para adelgazar, para cuidar la piel y articulaciones, para proteger el aparato digestivo y muchos otros usos terapéuticos más, pero...¿qué hay de cierto en esto?

La gelatina que comemos puede ayudarnos a incrementar la cantidad de proteínas de la dieta, siempre y cuando consumamos elevadas proporciones y ello, ser un estímulo para la síntesis de colágeno que por supuesto, beneficia nuestra salud articular y de la piel, sin embargo, el verdadero efecto positivo de la gelatina es cuando se coloca intra articular pues así se ha demostrado y no cuando se ingiere.

Más allá de esto, la gelatina no ofrece gran variedad de nutrientes, y menos aun después de prepararse con gran cantidad de agua, por lo que si bien es fácil de digerir y puede saciarnos sin muchas calorías (excepto versiones con azúcar) no hay evidencia científica de que la gelatina ayude a adelgazar, o que beneficie la salud digestiva, por lo tanto, la gelatina no es la panacea en la actualidad y no es un "remedio para todo" sino que puede ayudar en determinados casos puntuales como por ejemplo, al momento de sumar proteínas a la dieta.

La gelatina es, como otros alimentos, una opción más para consumir pero no posee propiedades mágicas ni resuelve con su ingesta variedad de patologías.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio