Publicidad

Lo que dice la ciencia acerca del consumo de leche y la producción de mocos

Lo que dice la ciencia acerca del consumo de leche y la producción de mocos
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

En la actualidad el consumo de lácteos es un tema controvertido, ya que existe la creencia de que la ingesta de leche produce mocos y por lo tanto, perjudicaría la salud. Por lo tanto, te mostramos lo que dice la ciencia al respecto.

Aunque no existe gran número de estudios que hayan analizado la asociación entre el consumo de leche y la producción de mucosidad en las vías respiratorias de nuestro organismo, nuestros compañeros de Bebés y Más han encontrado lo siguiente:

Lo que la ciencia dice

Un estudio ha evaluado el efecto de la ingesta de leche de vaca y leche de soja son similares características organolépticas en dos grupos de personas que no sabían qué leche estaban consumiendo, observando en ambos grupos un aumento de la mucosidad, por lo que no es atribuible a la leche de vaca tal efecto.

Por otro lado, una revisión de diferentes estudios ha concluido que el consumo de leche no puede asociarse a mayor mucosidad en vías respiratorias, y que aun en personas inoculadas con el virus del resfriado común, la ingesta de leche de vaca no incrementa la producción de moco ni exacerba los síntomas de asma o favorece su desarrollo.

Por último, un artículo científico señala que puede haber una asociación en algunas personas sensibles, entre el consumo de leche y la mayor mucosidad a nivel intestinal, lo cual podría suceder también en las vías respiratorias, pero aun no se ha probado científicamente, por lo que sólo se trata de hipótesis y no se puede confirmar una relación entre ingesta de leche y mocos.

Lechemocos

Conclusiones

Concluyendo, no hay evidencia científica concreta que vincule la ingesta de leche a una mayor producción de mocos, por lo que, restringir la ingesta de este alimento entre los niños no tiene sentido alguno.

Por el contrario, quitar la leche de la dieta puede reducir notablemente la ingesta de calcio, o de vitamina A y D si no se tienen en cuenta reemplazos para obtener estos nutrientes.

Ya veis que lo que dice la ciencia sobre el consumo de leche y la producción de mocos dista mucho de confirmar una asociación positiva, por lo que, no tenemos motivos para alejar este alimento de nuestra dieta.

Bibliografía consultada | J Am Coll Nutr. 2005 Dec;24(6 Suppl):547S-55S; y Appetite. 1993 Feb;20(1):61-70.
En Vitónica | Análisis nutricional de un vaso de leche
Imagen | Thinkstock y Thinkstock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir