Compartir
Publicidad
Publicidad

Los alimentos no deben ser premios ni castigos

Los alimentos no deben ser premios ni castigos
Guardar
6 Comentarios
Publicidad


“Si te portas bien te regalo un helado” pero “si faltas a la escuela tienes que comer brócoli”. ¿Quién no ha escuchado estas frases alguna vez? Es un error frecuente que puede marcar la alimentación de los niños.

Los alimentos no deben ser un premio ni un castigo en al dieta de los más pequeños, pues generan asociaciones que perduran a lo largo de toda la vida y pueden restringir la variedad de la alimentación e impedir que ésta sea equilibrada.

Si un niño considera que hizo algo malo y por eso debe comer brócoli u otra verdura, asociará a este alimento con un castigo, algo feo y desagradable que sólo se lo merece cuando ha hecho algo que no corresponde. Así, nunca qeurrá incorporar este alimento asociado a lo malo por propia voluntad y restringirá la variedad de su dieta. Imaginen cuando como castigo se utiliza las verduras en su totalidad.

A la inversa sucede con los alimentos usados para premiar que generalmente son los dulces o golosinas y los niños asocian a algo muy bueno que pueden consumir como premio de su buena conducta. Por eso, siempre querrán tener ese premio y cada vez que puedan, desearán sentir el placer de comer algo bueno como los chuches.

Estas asociaciones que se generan cuando un alimento se considera un objeto de recompensa pueden marcar el curso en la dieta de los más pequeños y perjudicarla, por eso, el alimento no debe ser un premio ni un castigo, sino que cada comida debe disfrutarse en familia, no estar atravesada por discusiones ni peleas y además, ser la fuente de nutrientes para vivir con salud. Sólo de esta forma no se crearán asociaciones a las comidas y será más fácil inculcar buenos hábitos alimentarios a los más pequeños del hogar.

En Vitónica | Buenos hábitos alimenticios desde la infancia para evitar problemas de salud futuros
En Vitónica | Niños “malcomedores”
En Vitónica | Continúa la mala alimentación de los niños españoles, ¿culpa de los padres o de la sociedad?
Imagen | Lindaaslund

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos