Compartir
Publicidad

Qué elegir del menú cuando se come fuera de casa (I)

Qué elegir del menú cuando se come fuera de casa (I)
Guardar
52 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Últimamente por causas de trabajo me toca muchos días comer fuera de la oficina donde siempre llevo mis tupers con comida que cocino en casa de una forma limpia y sana, y aunque también suelo llevar mis recipientes cuando salgo fuera puntualmente a veces no me queda otra que comer en un restaurante.

Así que llegado este momento hemos pensado que es un buen momento para explicar qué es lo que hay que elegir del menú cuando se come fuera de casa, aunque recuerda que si comes en la oficina y quieres cuidarte siempre puedes usar tupers con tu comida sana y equilibrada.

Es un tema tan interesante que lo vamos a dividir en dos entradas en esta primera trataremos la primera elección, el restaurante, la elección del primer plato, del segundo plato y del postre. En la segunda entrada trataremos el alcohol e infusiones, la bebida, el pan y las pautas generales a tener en cuenta.

Lo más importante

Lo primero que hay que evitar a toda costa es comer algún tentempié o menús en restaurantes de comida rápida, las hamburguesas, bocadillos y pizzas tienen gran cantidad de grasa e hidratos de carbono que perjudican nuestro organismo, ya que son lo opuesto a una dieta sana y equilibrada.

Así que olvidate del McDonald, el Burger King o telepizza, estos establecimientos los dejaremos para muy contadas ocasiones, o en el caso de no poder optar por otra cosa para tener en cuenta sus ensaladas, y para nada para meterse esa ración de patatas con refresco que tanto gusta a los quinceañeros, demostremos que hemos madurado.

Busquemos por tanto siempre restaurantes de comida lo más casera posible y sobre todo muy variada, con el fin de poder hacer un buen equilibrio entre el primero y el segundo, si el primero es pesado el segundo no lo debe ser y viceversa, y esto se puede hacer en este tipo de restaurantes.

El primer plato

Para elegir el primer plato debe contener vegetales como verduras, hortalizas y legumbres, la opción del arroz y la pasta es buena si luego vamos a realizar un ejercicio que nos ayude a quemar las calorías que estos dos alimentos nos aportan, ya que si queremos ingerir pocas calorías, una ensalada del tiempo aliñada con poco aceite de oliva virgen será la mejor opción.

Los primeros platos como cocidos, estofados, potajes con carnes, embutidos, fritos varios, aderezados con mayonesas, los entremeses, los rebozados la mantequilla y la margarina son platos que debemos moderar al máximo ya que son muy grasos y hay que intentarlos suprimirlos del menú de un restaurante.

El segundo plato

La opción ideal para el segundo plato es el pescado o mariscopero sin guarniciones como patatas fritas, purés o rebozados, siempre opta para que lo acompañe por una guarnición saludables como verduras, hortalizas o legumbres. A veces los pescados llevan salsas que no debemos en ningún caso comer con pan, ya que eso rompería nuestro equilibrio, así que aparta lo que puedas y disfruta del plato.

Sin duda la palabra plancha nos debe sonar a buena elección, las pechugas a la plancha tanto de pollo o de pavo, es perfecto como segundo plato. La carne de ternera (mejor los solomillos) puede ser una opción única dentro de la semana, y es mejor no exceder nunca su consumo.

Los postres

Aquí está el momento de la verdad, el momento de saber decir no al flan, arroz con leche, tartas, buñuelos, profiteroles, helados … ya que van cargado de azúcares que potencian la asimilación de todas las grasas que hemos consumido en la comida y colaboran al aumento de grasa corporal.

La opción acertada es, como ya te imaginas, pedir fruta fresca, bien sea entera o preparada (macedonias naturales) o en zumo. Quizá mención aparte hay que hacer a los plátanos, que aunque nos aportan una buena cantidad de potasio que nos ayuda en la liberación de la retención de líquidos, es mejor no abusar de su consumo si no se va a realizar ejercicio posteriormente.

También es una buena opción no tomar postre ya que si hemos sabido elegir el primer plato y el segundo, y en ambos hemos metido una buena dosis de verduras y vegetales tendremos la ingesta de vitaminas necesarias sin necesidad de tener que comer nada más, así que pide fruta y guárdala para dentro de dos o tres horas, seguro que te sabrá mejor y será mucho más útil.

Imagen | Wikimedia Commons, Wikimedia commons, Wikimedia Commons, Wikimedia Commons

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos