Compartir
Publicidad

Un truco fácil para comer mejor: haz la compra en el mercado

Un truco fácil para comer mejor: haz la compra en el mercado
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás pensando ya en tus propósitos de nuevo curso y entre ellos se encuentra el de comer un poco mejor, hay algo muy sencillo que puedes hacer para mejorar mucho la calidad de tu alimentación: cambia el supermercado por el mercado tradicional y local. Un cambio fácil, nada drástico y que puedes integrar en tu rutina semanal.

En los últimos años los mercados tradicionales han vuelto a ponerse de moda, renovándose y ofreciéndonos una gran variedad de productos frescos. Mercados como el de San Antón en Madrid han vuelto a nacer con una estética más propia de nuestra época, ampliando su oferta y manteniendo una alta calidad. ¿Cuáles son las ventajas de comprar en el mercado?

  • Alimentos siempre frescos: los alimentos que puedes ver en los mercados se renuevan cada día, puedes verlos, evaluarlos y elegir por ti mismo los que más te gusten o te convenzan. Además, cuantos más alimentos frescos compres, más cocinarás en casa y menos optarás por productos procesados. ¡Compra más alimentos y menos productos!

  • Alimentos de producción local: una forma de cuidar de nuestra salud a la vez que cuidamos el medio ambiente es consumir alimentos de cultivo y producción local. El consumo local supone menos embalajes, menos transportes y, en definitiva, menos costes, tanto para nosotros como para el tendero. En resumidas cuentas, una huella de carbono menor.

  • Compra lo que necesitas: esto es muy útil, sobre todo para las personas que vivimos solas. En los supermercados, los alimentos y productos suelen venderse en packs para dos o más personas, de modo que o bien congelas y guardas, o si no se desperdicia. Seguro que alguna vez has terminado tirando a la basura alimentos porque se te han pasado después de comprar demasiado.** En el mercado miras, eliges y compras lo que necesitas**. Ni más ni menos.

Además, comprando en el mercado o en los comercios tradicionales también estás ayudando a crecer la economía local, que en los tiempos que corren es importante para todos.

Una de las razones por las que solemos acudir a hacer la compra a los centros comerciales o grandes supermercados es porque no disponemos de mucho tiempo para estas tareas y preferimos ir a un sitio donde podamos encontrar todos los productos. No es difícil reservar una tarde o una mañana a la semana para hacer la compra en el mercado: la relación directa con los vendedores y el hecho de poder pasear entre los productos apreciando los olores y colores harán que te parezca más una actividad de ocio que una obligación.

Compra productos frescos y de temporada, apuesta por los cultivos locales y cocina en casa para que** tu alimentación sea más sana**.

Imagen | iStock
En Vitónica | Comprar y cocinar: las claves para una alimentación saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio