Publicidad

¿Cómo reconocer si tienes una buena postura?

¿Cómo reconocer si tienes una buena postura?
3 comentarios

Publicidad

Publicidad


Tener una buena postura corporal no sólo trae beneficios estéticos, sino también, favorece el rendimiento y ayuda a prevenir molestias o lesiones. Por eso, hoy te mostramos cómo reconocer si tienes una buena postura o si por el contrario, necesitas trabajar con tu cuerpo para mejorarla.

Lo primero que puedes hacer para saber si tienes una buena postura corporal es observarte, pararte o sentarte frente a un espejo, debes dibujar una línea imaginaria que divida tu cuerpo a la mitad y comparar ambos lados, una buena postura debería propiciar la simetría entre ambas partes, es decir, aunque no exacta, los hombros, orejas, ojos, caderas y rodillas deberían estar a igual altura.

También puedes observarte de lado en un espejo y mirar con atención las curvas de tu columna, debe existir una cifosis en tu columna dorsal a nivel de las costillas y una a nivel de la columna sacra, es decir, en estas zonas debe existir una curva hacia afuera, mientras que debe existir una lordosis o curvas hacia adentro en la zona lumbar y cervical, pero presta atención a la pelvis, esta no debe estar ni hacia atrás ni hacia adelante, los hombros no deben estar caídos pues esto significaría una mayor cifosis que lo normal en la columna dorsal, ni tampoco debe existir una hiperlordosis lumbar que genere glúteos más prominentes.

En esta imagen puedes comparar tu propia imagen frente al espejo, sabiendo que la primer postura es una postura adecuada:

posturas

Otra prueba que puedes hacer es colocar encima de tu cabeza un libro e intentar andar sin que estos se caigan, debes mantener la espalda recta y los hombros relajados. Si los libros no se sostienen mientras te deslizas, posiblemente tengas los hombros caídos hacia adelante o al revés una hiperlordosis lumbar que los desliza levemente hacia atrás. Por lo tanto, necesitas corregir tu postura.

Para corregir tu postura hay múltiples opciones, puedes realizar gimnasia correctiva con profesionales conocedores del tema, puedes realizar reeducación corporal global o puedes fortalecer los músculos que favorecen una buena postura corporal.

Ya sabes, comienza por reconocer si tienes una buena postura o si por el contrario, necesitas ocuparte de ella para evitar futuras consecuencias.

Imagen | Wikimedia y KittyKaht

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir