Compartir
Publicidad

Conociendo nuestra columna

Conociendo nuestra columna
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si quieres cuidar tu salud y entrenar tu cuerpo de buena manera, lo primero es conocer cada parte del mismo. Por ello, hoy te proponemos ir conociendo nuestra columna mientras detallamos sus segmentos, sus curvaturas y demás.

Los segmentos y curvaturas de la columna

La columna esta compuesta por tres segmentos bien distinguidos que podemos diferenciar por las curvas que se visualizan en la misma desde una vista lateral del cuerpo. Esos segmentos se denominan: cervical, dorsal y lumbar, y dividen a la columna en tres porciones distintas.

A nivel del cuello podemos observar una curva en forma de "C" donde se sitúa la columna cervical, mientras que a continuación podemos ver una curva con forma de "C invertida" que caracteriza a la columna dorsal o torácica y posteriormente se vuelve a ver una curva en forma de "C" que describe a la columna lumbar.

Estas porciones son consecutivas y forman parte de nuestra columna vertebral tal como las curvaturas que son naturales en la misma.

Las curvas en forma de "C" se denominan lordosis, mientras que las curvas en forma de "C inversa o D" se denominan cifosis. Es decir, de forma natural nuestro cuerpo presenta estas curvaturas que son las que permiten lograr estabilidad al cuerpo y permanecer de pie en posición recta.

coumna2

Si alguna de las curvaturas se hace muy grande o muy pequeña, la postura se altera pudiendo generar daños y molestias a lo largo del tiempo.

Entre las curvaturas anormales que pueden surgir en la columna encontramos la cifosis de la columna dorsal que se visualiza como una joroba en la espalda, o la marcada lordosis de la columna lumbar. También puede surgir una escoliosis que consiste en una deformidad hacia los lados de la columna, por lo cual, la misma no se ve de atrás recta y con forma de "I" sino que puede formar una "S" o "C".

Los componentes de la columna

La columna tiene una gran función en nuestro cuerpo, por eso, además de huesos la componen nervios, músculos y ligamentos.

  • Vértebras: son los huesos que se conectan unos con otros dando forma a la columna. En total, tenemos 33 vértebras, 7 en la columna cervical, 12 en la columna dorsal, 5 en la columna lumbar y 9 más que forman el sacro y el coxis al finalizar la columna.
  • Médula espinal y nervios raquídeos: la médula espinal va por el dentro de cada vértebra y se extiende desde el cráneo hacia abajo. De la médula se desprenden nervios raquídeos que conectan el cerebro con diferentes partes del cuerpo.
  • Músculos: dan soporte a la columna y se denominan espinales. Ellos permiten extender, rotar, inclinar y flexionar la columna vertebral.
  • Ligamentos: ayudan a mantener en posición la columna y conectan sus vértebras.

Como podemos ver, nuestra columna vertebral es realmente compleja y de sus componentes y formas depende nuestra salud.

La columna soporta grandes exigencias a diario, por ello, lo primordial es conocer nuestra columna para poder así, identificar la presencia de anomalías, lesiones u otros en nuestro cuerpo.

En Vitónica | Anatomía ósea de la columna vertebral en un vídeo Imagen | Giopuo y Wikimedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos