Compartir
Publicidad

Diferentes maneras de realizar el entrenamiento aeróbico

Diferentes maneras de realizar el entrenamiento aeróbico
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El ejercicio aeróbico es necesario cuando queremos mantener las reservas de grasa a raya, y conseguir que el metabolismo esté más activo. Es cierto que en torno a la actividad aeróbica existen diferentes creencias y discrepancias a la hora de ejecutar el entrenamiento de una u otra manera. Nosotros en esta ocasión vamos a hacer un repaso por las distintas maneras de entrenar aeróbico y lo mejor de cada una de ellas.

Cualquier tipo de ejercicio aeróbico es totalmente recomendable y de hecho todos lo debemos practicar de manera habitual. Aunque es necesario que tengamos en cuenta lo que cada modalidad nos ofrecerá. Por ello es necesario hacer un pequeño repaso por los mismos y así tener muy claro lo que conseguiremos con una u otra forma de entrenamiento aeróbico.

Tres tipos de entrenamiento aeróbico

En primer lugar nos vamos a detener en el entrenamiento de baja intensidad. Esta manera de trabajar es muy habitual, ya que quizá es la que menos esfuerzo conlleva en su realización. Este tipo de entrenamiento nos hará estar entre el cincuenta y el sesenta por ciento de nuestra capacidad. Es cierto que es muy buen entrenamiento si lo que queremos es prolongar por tiempo la actividad y conseguir de este modo un trabajo respiratorio y circulatorio.

En segundo lugar vamos a destacar el entrenamiento de mediana y alta intensidad. Este tipo de actividad aeróbica requiere de una pequeña base en lo que a resistencia se refiere, ya que la intensidad del mismo aumentará hasta el setenta u el ochenta por ciento de nuestra capacidad de aguante. Con esta forma de entrenamiento conseguiremos quemar más calorías, activar más el metabolismo, pero el tiempo que dedicaremos a su realización no será tan largo ni ten prolongado como con la anterior forma de trabajar.

Como tercera alternativa destacaremos el entrenamiento por intervalos. Esta manera de trabajar intercalará periodos de diferentes intensidades en la misma sesión de trabajo. Lo que conseguiremos con esto será activar mucho más el metabolismo y conseguir de este modo consumir más calorías, incluso durante mucho tiempo después de haber terminado la actividad.

Es importante que alternemos las diferentes maneras de trabajar para así conseguir unos resultado sorprendentes y al final lograr hacer del entrenamiento aeróbico uno de los mejores aliados a la hora de conseguir quemar más calorías y coinvertir las reservas del cuerpo en energía útil.

Imagen | eelcowest

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio