Compartir
Publicidad
Publicidad

Elaborar un exfoliante casero para mejorar el estado de la piel

Elaborar un exfoliante casero para mejorar el estado de la piel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mantener una piel cuidada y bonita es fundamental para evitar su envejecimiento prematuro, ya que la limpieza de los poros es esencial a la hora de que la piel se oxigene, pero no solamente sirve con tener los poros limpios, sino que tenemos que eliminar las células muertas que causan la aparición de manchas y demás problemas cutáneos. Para lograr esto es importante que utilicemos un exfoliante. Una buena solución es preparárnoslo en casa con ingredientes naturales.

El exfoliante nos ayudará a eliminar las impurezas que la piel pueda tener, así como mejorar su aspecto y relajarla de las tensiones y el cansancio acumulado. No solamente es una forma de eliminar lo que le sobra a la piel, sino que sirve para regular su hidratación así como para activar la circulación en determinadas zonas.

Es importante que tengamos en cuenta que el principal requisito para elaborar un exfoliante adecuado es utilizar ingredientes que no sean agresivos con la piel, ya que debemos usar sustancias con ph neutro que no nos irriten ni nos desarrollen ninguna reacción alérgica. Además, deben relajar y nutrir la piel a la vez que la renuevan y la dotan de brillo.

Para comenzar necesitaremos aceite de oliva que es la base de nuestro exfoliante. El resto de ingredientes serán las almendras fritas, un melocotón pelado y miel. Todos los ingredientes que vamos a utilizar son totalmente naturales y aportarán infinidad de beneficios a nuestra piel. El aceite nos brindará suavidad, hidratación y tersura, sumado a su alto poder antioxidante. Las almendras son el perfecto exfoliante que limpiará nuestra piel, y el melocotón y la miel nos concederán las vitaminas y los antioxidantes necesarios para proteger las células de la piel y devolverles su mejor estado.

Para prepararlo debemos moler las almendras para que queden en pequeños trozos. Una vez molidas las mezclamos con el aceite de oliva y el melocotón partido en trozos. Añadimos dos cucharadas de miel y lo batimos hasta que nos quede un líquido homogéneo. Cuando lo hayamos preparado simplemente nos lo tenemos que aplicar sobre la piel en ligeros masajes circulares que realizarán una función de arrastre y relax que apreciaremos en una mejora de la piel.

Debemos utilizarlo por lo menos una vez por semana y se puede aplicar sobre el rostro y el resto del cuerpo. Es importante que una vez aplicado el exfoliante hidratemos la piel adecuadamente para protegerla de las agresiones que pueden provenir del exterior.

Imagen | vancanjay

En Vitonica | Los beneficios de la cerezaterapia En Vitonica | Duchas de agua fría para mejorar el organismo En Vitonica | Extremar el cuidado de la piel en invierno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos