Compartir
Publicidad
Publicidad

Dieta de la alcachofa. Análisis de dietas milagro (III)

Dieta de la alcachofa. Análisis de dietas milagro (III)
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una de las dietas milagro por excelencia, la dieta de la alcachofa, ¿quién no ha oido alguna vez hablar de esta dieta?. Sus pilares se sustentan en la alcachofa como alimento casi milagroso que va a conseguir perder pero, depurar el organismo, mejorar la presión sanguínea y quién sabe cuantos beneficios más.

¿En qué consiste la dieta de la alcachofa?

La dieta de la alcachofa es una dieta centrada en un alimento, y aunque tiene diferentes variantes, el fundamento es utilizar la alcachofa o su zumo como parte principal de ciertas comidas. De entrada una dieta que sólo presente la alcachofa como alimento fundamental fallará, ya que será una dieta pobre en calorías y en nutrientes.

En la dieta de la alcachofa ésta se cocina de diferentes formas: en crema, a la plancha, cocida o incluso zumo licuado. Son dietas muy monótonas en las que se acaba aborreciendo el alimento y en las que se pasa mucha hambre, algo que hace odiar el estar a dieta o la simple idea de perder peso.

La alcachofa como alimento saludable

Es cierto que la alcachofa es un alimento muy completo: poco calórico, diurético, con fibra, vitaminas y minerales, pero como ya hemos dicho en muchas ocasiones, un sólo alimento no puede combatir la obesidad ni se pueden obtener de él tantos beneficios. Será la combinación de una dieta equilibrada y ejercicio donde la alcachofa puede encajar para reforzar sus beneficios, pero no por basar la dieta en alcachofa vamos a adelzagar de manera saludable y definitiva.

Errores de la dieta de la alcachofa

Ciertas dietas de la alcachofa se centran en hacer dieta sólo durante una semana, porque se puede perder mucho peso, incluso cuatro kilos. El problema es que todo se pierde por líquido al ser un alimento muy diurético y por escasa ingestión de calorías (50-75 kcal por 100 gramos de alcachofa), lo que implica el efecto rebote, es decir, el pan para hoy y hambre para mañana.

Otros sucedáneos de la dieta la prolongan 2-3 semanas o van alternando dos sí, una no. Pero volvemos a lo mismo de antes, vamos a estar constantemente fluctuando de peso, algo que ni es saludable para el organismo ni creo que haga gracia a quien quiera perder peso.

Toda dieta basada en un alimento es un error, porque estamos ocupando el lugar de otros alimentos que nos aportarían otros nutrientes y harían la dieta más completa, variada y por tanto equilibrada. Otra cosa es incluir de manera frecuente la alcachofa en nuestros platos, pero siempre acompañada de otros alimentos e intregrada racionalmente en la dieta.

En Vitónica | La alcachofa y su relación con la pérdida de peso, ¿Mito o realidad?
En Vitónica | Análisis de dietas milagro (II): Dieta del bebé o del potito
Imágen | rahego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos