Publicidad

Cocinar despacio, comer despacio: hábitos que mejoran nuestra alimentación

Cocinar despacio, comer despacio: hábitos que mejoran nuestra alimentación
1 comentario

Publicidad

Como siempre hablamos en Vitónica de lo bueno que es incorporar buenos hábitos alimenticios, en lugar de hacer dietas drásticas, hoy vamos a ver dos de estos buenos hábitos. Se trata de cocinar y comer despacio para mejorar nuestra alimentación.

Con cocinar despacio nos referimos no solo a apostar solo por los platos que tardan en cocinarse, sino más bien en evitar aquellos que hacemos de forma rápida, que normalmente coinciden con comida precocinada.

Tomarnos nuestros tiempo para preparar un plato con alimentos frescos es importante, porque tendremos muchos nutrientes, de calidad y pocos excesos de sal, calorías, azúcares o grasas. En general, cuanto menos tratado esté un alimento, mejor.

El comer despacio es algo que tiene muchos beneficios. El primero de todos, es evitar que nos pasemos con las calorías. El segundo, no sobrecargar a nuestro sistema digestivo con mucho volumen en poco tiempo, algo que hace que tengamos digestiones lentas y pesadas.

Con estos dos hábitos de cocinar y comer despacio apelamos al "Slow Food", ese movimiento que nos invita a recuperar el gusto por disfrutar de la comida, sin prisas, sin estrés, disfrutando de su preparación y de su ingesta.

Imagen | Thinkstock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir