Compartir
Publicidad

Cómo lograr un tupper saludable para llevar al cole

Cómo lograr un tupper saludable para llevar al cole
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las vacaciones han culminado para los peques de la familia quienes suelen adentrarse en largas jornadas fuera de la casa. Por ello, lo más habitual es llevar la comida para comer fuera como si estuviéramos en casa. Hoy te contamos cómo lograr un tupper saludable para llevar al cole.

Un tupper nutritivo y completo

Claro está que comer de tupper puede ser muy sano, pero también puede no ofrecer los nutrientes que los niños necesitan para afrontar con éxito su jornada de estudio, por ello, es importante que prestemos atención a los alimentos que componen cada tupper y así, lograr una comida nutritiva y completa lista para llevar.

En primer lugar, es fundamental que en la comida del tupper se incluyan todos los nutrientes de una comida completa en cantidades adecuadas, para lo cual, podemos mirar gráficamente un tupper y pensar que gran parte de ésta debe estar cubierta por alimentos fuente de hidratos de carbono como puede ser arroz, harinas, féculas, pasta, entre otros. Y además, frutas y vegetales.

Un cuarto del plato debe estar cubierto por alimentos proteicos como puede ser cualquier tipo de carne, huevo y queso. Y, aunque en escasa cantidad, no deben faltar grasas saludables que pueden derivar del tradicional aceite de oliva o bien, de un pescado graso, de aceitunas, aguacate, semillas o frutos secos.

El tupper suele consumirse a modo de comida principal, por ello, también debemos considerar que éste debe ofrecer aproximadamente un 30% de las calorías del día y debe proveer la energía suficiente para superar las actividades diarias.

Por supuesto, al tupper no le debe faltar variedad, pues caer en la monotonía de las ensaladas o los bocadillos no beneficiará en nada la dieta de los más pequeños. Entonces, es fundamental variar los ingredientes y combinarlos de manera tal que no falten hidratos, proteínas, grasas y micronutrientes importantes para la salud del organismo.

tupper2

Cómo lograr un tupper seguro

Para que el tupper además de nutritivo sea seguro, conviene siempre supervisar la calidad del recipiente, prefiriendo envases de vidrio y no de plástico que suelen contener bisfenol A.

Si empleamos un recipiente de plástico, es importante verificar que éste sea apto para microoondas y para el congelador, pues un uso incorrecto puede llevar al desprendimiento de partículas del envase que se trasladan a la comida.

Asimismo, conviene cocinar los alimentos que llevaremos en el tupper y dejar enfriar antes de tapar y refrigerar para trasladar el día siguiente.

Los aderezos y salsas siempre conviene evitarlos o llevarnos en un recipiente térmico por separado y refrigerar correctamente antes de aplicar al platillo.

Siempre es importante para que el tupper sea seguro verificar si podemos calentar la comida que llevamos en el cole, si disponemos de refrigerador o no, y dónde vamos a conservarlo hasta su consumo.

En función de estos datos, debemos elaborar nuestro tupper para consumirlo en perfectas condiciones fuera de casa.

tupper3

Ideas para un tupper saludable

Para lograr un tupper saludable para llevar al cole, debemos pensar en los alimentos que apetecen a los niños y no siempre es necesario cocinar un plato diferente, sino que podemos recrear preparaciones que elaboramos el día anterior, o usar ingredientes comunes para no cocinar muchas veces diferentes alimentos.

Por ejemplo, si hoy cenamos pescado con ensalada, al día siguiente podemos elaborar una tarta de pescado, mientras que si hoy elaboré ensalada de arroz, puedo guardar arroz para al día siguiente preparar un salteado, hamburguesas, pastel o guisado con el mismo alimento.

Además, podemos mandar sopas, gazpachos o cremas en frascos de vidrios con tapa como primer plato de nuestro tupper y en la fiambrera, armar divertidas preparaciones colmadas de diversos colores que incentiven el consumo por parte de los más pequeños.

Podemos elaborar tartas de vegetales con pollo o atún, ensalada completas con arroz o legumbres como base, bocadillos con carnes magras y vegetales, pastas con salsas varias en las cuales se incluyan vegetales y algo de carne, hamburguesas acompañadas de arroz y vegetales, salteados, budines y demás alternativas.

Como postre siempre podemos enviar una fruta fresca o un lácteo en forma alternada para completar con buenos nutrientes la comida y por último, no olvidemos que siempre es recomendable enviar suficiente líquido a los peques para incentivar una buena hidratación que contribuya a su rendimiento mental y físico.

Con estos consejos podrás lograr un tupper saludable, nutritivo y seguro para llevar al cole sin perder de vista la salud de los más pequeños.

En Vitónica | Cinco recetas nutritivas para comer de tupper En Vitónica | Vuelta a comer de tupper, consejos para sobrellevarlo mejor Imagen | Aylanah, Maki y Visualpanic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio