Compartir
Publicidad
Publicidad
Consejos para comer fuera de casa y seguir perdiendo grasa
Dietas

Consejos para comer fuera de casa y seguir perdiendo grasa

Publicidad
Publicidad

Muchas son las personas que por unas razones o por otras tienen la obligación de comer fuera prácticamente a diario, bien por motivos laborales, bien por motivos de tiempo o sencillamente por puro placer y ocio a la hora de compartir momentos gastronómicos con amigos y familiares.

Es por eso que hoy queremos dar algunos consejos interesantes que pueden ayudaros a mantener vuestro peso corporal o a incluso adelgazar, sin necesidad de contar calorías y comiendo fuera de casa.

 Elige las mejores opciones

Si nuestro objetivo es perder grasa, hay una serie de recomendaciones que debemos tener en cuenta y que son comunes. No debemos olvidar que lo principal a la hora de perder grasa es ingerir menos kilocalorías de las que gasta nuestro cuerpo y a ser posible, que los alimentos de donde procedan las calorías ingeridas sean saludables. Los puntos que debemos tener en cuenta son los siguientes:

  • Elige ensaladas comunes y alíñalas tú: en primer lugar, es interesante que si salimos a comer fuera, elijamos como primera opción una ensalada mixta o simple, que nos aporte vitaminas, minerales y fibra y que nos ayude a "llenar" nuestro estómago y estar más saciados. En sitios de comida rápida, debemos leer bien los ingredientes, ya que, hay ensaladas que tienen un aporte calórico excesivamente alto debido a las salsas que poseen o a productos procesados, rebozados o incluso fritos en la misma.
  • Procura reducir los platos altos en carbohidratos y grasas: si salimos fuera, es interesante desechar todos los platos que tengan un alto contenido en grasas y carbohidratos, a ser posible, no elegir pastas, arroces, patatas o comidas que sean nutricionalmente altas en estos macronutrientes.
  • Evitar fritos: ni qué decir tiene que en la medida de lo posible evitemos los fritos, por eso es interesante que elijamos fuentes proteicas a la plancha, al horno o hervidas ya sean pescados o carnes por ejemplo. Las verduras también se aconseja que sean a la plancha, al horno o hervidas, si son rebozadas y fritas, no son opciones saludables aunque sean verduras.
  • Elegir bien los postres: últimamente, debido a la sociedad en la que vivimos y el clima obesogénico en el que nos movemos, hay lugares en los que no nos ofrecen como opción de postre fruta, pero sí que la tienen, así que siempre que podamos, es interesante que pidamos fruta y a ser posible fruta de verdad, no en almíbar o azucarada.
  • Otros consejos que pocos utilizan: las ensaladas pueden pedirse sin aliñar, así evitaremos recibir ensaladas con un exceso de aceite y controlaremos mejor lo que comemos. Por otra parte, los acompañamientos de los platos pueden cambiarse, si los filetes suelen venir acompañados de patatas fritas, podemos pedir que nos den verduras en su lugar y no tendrán problema. Además, aunque algunos platos traigan salsas, podemos solicitar que sean sin ella.

Controla las cantidades

1366 2000 22

Otro de los problemas con el que nos podemos encontrar a la hora de salir a comer fuera son las cantidades. Parece que se ha extendido en nuestra sociedad un pensamiento por el cual si la cantidad de comida que nos sirven es realmente "normal" e idónea para nosotros, es escasa y eso ha provocado que las raciones estén creciendo cada vez más en muchos restaurantes.

Si además de valorar la calidad de los alimentos y las comidas que realizan en algunos restaurantes, añadimos que las raciones se han convertido en dobles, triples o incluso cuádruples en algunos casos, nos encontramos con una situación bastante desfavorable si lo que pretendemos es mantener nuestra salud y nuestro peso.

Así que, es interesante que si decidimos comer en un restaurante donde las cantidades suelen ser excesivas, nosotros mismos controlemos la ración e ingiramos solo lo que se podría considerar una ración o por ejemplo pedir platos para compartir con nuestros amigos o familiares.

Otros consejos saludables

Además de todo lo comentado a lo largo de este artículo, hay otra serie de consejos interesantes que nos ayudarán a seguir adelgazando de forma saludable. Si recibimos un plato cocinado con un exceso de aceite, siempre podemos reducir dicho aceite utilizando el pan que generalmente tenemos como acompañamiento, empapándolo y lógicamente no comiendo ese trozo de pan.

Si por algún casual, en esa época de pérdida de grasa, no tenemos más remedio que ir a un restaurante en el que hay pocas opciones saludables o al menos pocas opciones bajas en kilocalorías, otra opción que podemos hacer es compensar dicha salida. Para compensar dicha salida lo más aconsejable es reducir las calorías procedentes sobre todo de grasas y carbohidratos de otras comidas.

Por ejemplo, si tenemos una cena.... que el desayuno y la comida sean más pequeños y a ser posible casi únicamente fuentes proteicas y vegetales, de esta forma compensaremos el exceso calórico de la cena y a efectos de la pérdida de grasa seguiremos bajando igual.

Si vamos por ejemplo a comer, tenemos varias opciones, o bien realizar un déficit más pronunciado el día antes o bien no desayunar y que la cena sea baja en grasas y carbohidratos, de esta manera no tendremos problema en seguir reduciendo nuestro porcentaje graso. Además, existen las estrategias de ayuno 24 o 48 horas que son totalmente válidas y saludables como ya explicamos en alguna ocasión.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos