Publicidad

Después de un bocado, suelta los cubiertos

Después de un bocado, suelta los cubiertos
2 comentarios

Publicidad

Comer despacio no sólo es bueno para la digestión, sino que nos ayuda a tomar conciencia de lo que ingerimos, así como también, a saciarnos más rápidamente, lo cual puede ser de gran ayuda si intentamos perder peso.

Por eso, un buen consejo saludable para las comidas festivas de esta época del año así como para cada una de las comidas diarias es soltar los cubiertos después de cada bocado y dejarlos descansar sobre el plato en que están los alimentos.

Si después de introducir un bocado en la boca dejamos reposar los cubiertos unos pocos segundos, tendremos más tiempo para masticar y saborear aquel alimento que ingreso al organismo, lo cual enlentecerá la comida, favorecerá la digestión así como el placer al comer y será de gran ayuda para adelgazar sin pasar hambre.

Recuerda, un buen truco, sencillo y saludable, es dejar los cubiertos sobre el plato después de que un bocado de comida ingresa en nuestra boca, así como también, usar los cubiertos, porque si no los utilizamos, acabamos comiendo más rápido, tal como sucede cada vez que comemos un sándwich o algún otro tipo de comida rápida.

En Vitónica | ¿Por qué es importante comer despacio? En Vitónica | Trucos para comer un poco más despacio Imagen | Mzacha

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir