Compartir
Publicidad

Efecto rebote: cuidado con las dietas estrictas

Efecto rebote: cuidado con las dietas estrictas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Uno de los efectos que crean auténtico pánico en las personas que quieren adelgazar (y el caso contrario: total inconsciencia) es la posibilidad del denominado efecto rebote y volver a recuperar los kilos adelgazados e incluso engordar más que anteriormente.

Este indeseable efecto se produce básicamente por tres causas fundamentales: La ansiedad creada por intentar llevar una dieta muy estricta marcándose una meta complicada; la carencia de algunos nutrientes esenciales por la ingestión insuficiente de algunos alimentos y por último una bajada de peso producida por realizar durante una temporada excesivo ejercicio físico a un ritmo que no se puede mantener muy prolongadamente.

¿Cómo evitar el "efecto rebote"?

En estos casos se recomienda no perder la calma y asumir la necesidad principal a la hora de mantenerte en tu peso ideal: No realizar dietas puntuales sino basarse en una alimentación sana, equilibrada y asequible para nuestro organismo. Ello no te dará resultados espectaculares (no quieras perder tampoco 3 kgs. por semana), pero el hecho de ordenar tu alimentación te mantendrá en forma para toda la vida.

Por otro lado hay que tener en cuenta que muchos de los mitos (aúnque en cierto modo funcionen) de la bajada de peso tienen una grave repercusión al ralentizar exageradamente el metabolismo basal: ayunos, pocas comidas, demasiado ejercicio cardiovascular. Por lo que, desde aquí, recomendamos evitar a toda costa actitudes extremas a la hora de bajar peso.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos