Compartir
Publicidad

En verano: ¿necesitamos menos calorías que en invierno?

En verano: ¿necesitamos menos calorías que en invierno?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Existen varias creencias erróneas acerca del requerimiento calórico diario que debemos enfrentar mediante la ingesta de alimentos, y con frecuencia, se piensa que la menor temperatura incrementa las necesidades calóricas porque al cuerpo le cuesta más alcanzar la temperatura adecuada, sin embargo, en verano: ¿necesitamos menos calorías que en invierno?.

La mayor temperatura ambiental también obliga al cuerpo a realizar un esfuerzo adicional por mantener cierta temperatura corporal, por lo tanto, debemos saber que el organismo trabaja tanto en invierno como en verano para mantener la temperatura estable a pesar de los cambios externos.

Además, los cambios ya no son tan marcados en cuanto a temperaturas, sino que la calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano, le permiten al cuerpo ahorrar gran parte del trabajo.

Por otro lado, la termogénesis es decir la generación de calor que se produce en invierno así como el gasto que produce en calorías el cuerpo para reducir la temperatura en verano, está incluido dentro del metabolismo basal es decir, del gasto casi constante que tiene el cuerpo para afrontar sus funciones vitales.

Está claro que puede haber pequeños cambios en las calorías requeridas en función de la temperatura externa, sobre todo, cuando nos ejercitamos, pero muchas veces la actividad física no recibe las influencias del clima por que se realiza en un ambiente cerrado refrigerado o calefaccionado.

Entonces, habitualmente estos cambios por influencia de la temperatura ambiental no se consideran, pues pueden ser muy pequeños y además, es muy difícil estimarlos. Lo que si debemos saber es que las calorías que necesita el cuerpo son relativamente constantes si no modificamos la actividad física y la ingesta notablemente, por lo que, si en verano comemos menos podemos perder algunos kilos y en invierno, por el contrario, creer que necesitamos más calorías puede ser la causa de un aumento de peso.

Concluyendo, necesitamos similar cantidad de calorías en invierno y en verano, por lo tanto, mejor no hacer cambios importantes en nuestra dieta porque pueden afectar la salud. El trabajo que el cuerpo realiza para mantener la temperatura corporal estable está presente tanto en invierno como en verano, por ende, si existen diferencias son mínimas y no merecen ser consideradas para cambiar la ingesta alimentaria.

En Vitónica | Calorías: algunos puntos a tener en cuenta
En Vitónica | Algunos puntos a tener en cuenta sobre las calorías
Imagen | Adactio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio