Compartir
Publicidad

Falsos mitos de las dietas

Falsos mitos de las dietas
1 Comentarios
Publicidad

Siempre que queremos perder peso escuchamos muchos consejos por parte de amigos o familiares que nos recomiendan hacer una cosa u otra. Muchos de estos son falsos y simplemente forman parte de la tradición. No suelen tener ningún fundamento y lo único que harán será complicarnos más la de por sí dura dieta.

Desde Vitónica vamos a desmentir algunos de estos falsos mitos como por ejemplo, y uno de los más importantes es que las dietas que contienen grasa son malas. Esto es mitad cierto y mitad mito, pues si es verdad que un exceso de grasa nos engorda al almacenarla nuestro cuerpo. También el organismo necesita grasas para poder funcionar. Por lo que debemos ingerir alimentos que contengan grasa pero en pequeñas cantidades, y tenemos que evitar que sean hidrogenadas.

Otro falso mito es que hay que eliminar el pan. Esto no es del todo cierto. Lo que debemos hacer es moderar su consumo, y a poder ser ingerir cereales integrales que son más beneficiosos para nuestro organismo y nos ayudan a eliminar toxinas y a regular nuestro cuerpo. Los carbohidratos no engordan más que otros alimentos, lo que debemos evitar son los hidratos refinados presentes en la harina blanca.

Utilizar edulcorantes artificiales en vez de azúcar no nos ayudará a perder peso, y es que según han demostrado estudios recientes, este tipo de sustancias no tienen un alto aporte de calorías pero actúan en nuestro cuerpo de una forma contraria a lo que andamos buscando, pues nos abren el apetito y hacen que comamos más. A esto hay que sumar su efecto psicológico, pues la gente que ingiere este tipo de sustancias cree que puede comer más de otro tipo de alimentos al haber eliminado ya una parte de calorías con los edulcorantes. Algo similar es lo que sucede con la ingesta de alimentos light, pues ingerimos más cantidad porque pensamos que engordan menos.

Comer solamente una ensalada a la hora de la comida es otro falso mito, y es que es un acompañamiento debido a que su aporte calórico es muy bajo. Es un alimento fácilmente digerible por el organismo con lo que enseguida sentiremos hambre de nuevo entre horas y comeremos comidas más insanas y con un mayor aporte calórico. Lo ideal de la ensalada es que sea enteramente de verduras y sea un acompañamiento de otro plato en la comida.

En Vitonica | ¿En qué fallan nuestras dietas? En Vitonica | Dí no a las "dietas milagro"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio