Compartir
Publicidad
La gran mentira del colesterol malo (y II)
Dietas

La gran mentira del colesterol malo (y II)

Publicidad
Publicidad

En la primera entrada sobre la gran mentira del colesterol malo os mostramos algunos estudios que refutaban la idea de que pueden estar equivocados en las recomendaciones relacionadas con el colesterol "malo".

Una de las cosas que ha llevado a agrandar la gran mentira del colesterol malo (desde mi punto de vista y en base a cientos de opiniones médicas que he leído) es la prescripción de pastillitas (estatinas), para el control del mismo, fomentada, posiblemente, por el algún interés económico actual.

¿Qué son las estatinas?

Wikipedia: grupo de fármacos usados para disminuir el colesterol en sus distintas formas, en pacientes que lo tienen elevado (hipercolesterolemia) y que presentan, por tanto, un mayor riesgo de desarrollar ateroesclerosis y de sufrir episodios de patología cardiovascular.

Las estatinas, el medicamento que te recetan si tu colesterol malo es alto, tienen un mercado mundial de más de 30.000 millones al año y llevan muchos años. Además, las pruebas y el tratamiento del colesterol alto dan alrededor de 100.000 millones al año con ningún beneficio notable a las víctimas, perdón, quería decir los pacientes.

La mayoría de médicos de a pie, sinceros y bien intencionados, siguen el patrón que se les marca y están profundamente convencidos de la teoría de que el colesterol malo y las grasas saturadas provocan infartos, así que seguirán recetando estatinas a diestro y siniestro. Personalmente veo que hacen su trabajo correctamente, hasta que no se les diga lo contrario hacen lo que deben de hacer, su trabajo y de una forma correcta.

No hay que criticar a los médicos, ellos dan por bueno los patrones que se les da desde los organismos oficiales y seguirán creyendo que los medicamentos para bajar el colesterol tienen éxito en tratar y prevenir las enfermedades del corazón. Pero es curioso leer el estudio de The American Heart Journal de 2009 (1), con 136.905 pacientes ingresados ​​en hospitales en los Estados Unidos con un ataque al corazón demostró que casi el 75% tenía niveles "normales" de colesterol. Sorpresa, sorpresa.

Pastilla2

Ensayos clínicos deficientes

El gran problema de todo esto es que los ensayos clínicos son financiados por la industria farmacéutica y alimentaria que, evidentemente, arrojan conclusiones a gusto del patrocinador, si los resultados no son los esperados no se publican o se enmascaran. Algunos dirán que yo hago lo mismo, el problema es que yo no intento vender humo, sólo divulgo la información para que tu también estés informado, sin embargo ellos lo hacen con fines lucrativos.

En 1999 (2) se encontró que hasta un 68% de los artículos científicos de las revistas médicas más prestigiosas son inconsistentes con el análisis de datos del artículo científico.

Un estudio del 2004 (3) clasificó al 60.5% de los resúmenes científicos referentes a las estatinas eran deficientes, el 25% presentaban omisiones y el 33% eran imprecisos.

En 2007 (4), la Universidad de California, analizó 192 ensayos clínicos y vio que los estudios financiados por farmacéuticas eran 20 veces más favorables que los no financiados, además de hallar cegamientos y seguimientos inadecuados, errores y despropósitos.

Estudios relacionados con las estatinas curiosos

Quizá el estudio más soprendente es el hecho en de la Universidad de Kyushu en 2007 (5) que encontró que la disminución del colesterol por medios farmacológicos aumento la mortalidad total en población japonesa

En 2003 (6) , Hecht y Harman, estudiaron el resultado de disminuir el colesterol LDL usando estatinas en la progresión de la placa aterosclerótica de 182 pacientes durante más de un año. A pesar de disminuir los niveles de colesterol LDL de forma notable, no halló disminución alguna en la progresión de aterosclerosis.

Una de las base de datos científica más respetada del mundo, Cochrane, concluye en 2011 (7) que no existe evidencia científica para recomendar estatinas en personas sin historia previa de patología cardíaca, y que los estudios están potencialmente alterados.

Medico

En la Clínica Mayo de Minnesota, en el año 2012 (8), Culver y Ockene encontraron que las estatinas incrementan el riesgo de diabetes, que está SÍ está demostrado que es un factor de riesgo directo en padecer una cardiopatía e incluso de padecer cáncer.

Además, siguiendo con los efectos secundarios de las estatinas, investigadores de la Universidad de Nottingham, en 2010 (9) encontraron que las estatinas incrementaban el riesgo de disfunción hepática, fallo renal, miopatía y cataratas.

Resumen

Que no exista ni un estudio que confirme una relación directa EXCLUSIVA (sin que exista otras variables) de que un colesterol "malo" alto sea una causa directa de problemas cardiovascular (si tienes alguno en el que sólo salgo el colesterol sin problemas como sobrepeso, sedentarismo, tabaquismo, abuso de carbos, omega6, etc. me encantaría leerlo) dice mucho de todo esto.

Que existan estudios donde digan que más de la mitad de las personas que han tenido problemas cardiovasculares tenían el colesterol bajo personalmente me hacen mucho que pensar, al menos a un servidor.

Los estudios sobre las estatinas (el gran negocio del siglo XXI) tienen muchas lagunas y estén tan mal estructurados, pero para cuando evalúen adecuadamente habrán pasado muchos años y años de ganancias sin límite.

Con esto no digo que hagas caso del primer post que encuentres en internet, yo haría caso sin duda mucho antes a mi médico, pero si que me molestaría en informarme de que tengo que hacer para tener una buena salud cardiovascular: más deporte, menos azúcar, nada de tabaco, menos cafeína, control de sobrepeso, omega6 - omega 3 ...

NOTA

Animo a cualquiera que lea esta entrada, sea donde sea, twitter, facebook, meneame o la red que sea que sin problemas deje un comentario con su opinión aquí para, si lo desea, yo le pueda contestar sin problemas. Cualquier critica será bien aceptada y contestada.

Referencias bibliográficas

  • (1) Gregg C. Fonarow, Amit Sachdeva, Christopher P. Cannon, Prakash C. Deedwania, Kenneth A. LaBresh, Sidney C. Smith Jr, David Dai, Adrian Hernandez. Lipid levels in patients hospitalized with coronary artery disease. AHJ January 2009 Volume 157, Issue 1, Pages 111–117.e2
  • (2) Roy M. Pitkin, MD; Mary Ann Branagan; Leon F. Burmeister, PhD. Accuracy of Data in Abstracts of Published Research Articles. JAMA. 1999;281(12):1110-1111. doi:10.1001/jama.281.12.1110.
  • (3) Ward LG1, Kendrach MG, Price SO.Accuracy of abstracts for original research articles in pharmacy journals. Ann Pharmacother. 2004 Jul-Aug;38(7-8):1173-7. Epub 2004 May 18.
  • (4) Lisa Bero , Fieke Oostvogel, Peter Bacchetti, Kirby Lee. Factors Associated with Findings of Published Trials of Drug–Drug Comparisons: Why Some Statins Appear More Efficacious than Others. 2007DOI: 10.1371/journal.pmed.0040184
  • (5) Kame C1, Babazono A, Yamamoto E. Estimation of effect of lipid lowering treatment on total mortality rate and its cost-effectiveness determined by intervention study of hypercholesterolemia. Nihon Eiseigaku Zasshi. 2007 Jan;62(1):39-46.
  • (6) Hecht HS1, Harman SM. Relation of aggressiveness of lipid-lowering treatment to changes in calcified plaque burden by electron beam tomography. Am J Cardiol. 2003 Aug 1;92(3):334-6.
  • (7) Taylor F1, Ward K, Moore TH, Burke M, Davey Smith G, Casas JP, Ebrahim S. Statins for the primary prevention of cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2011 Jan 19;(1):CD004816. doi: 10.1002/14651858.CD004816.pub4.
  • (8) Culver AL1, Ockene IS, Balasubramanian R, Olendzki BC, Sepavich DM, Wactawski-Wende J, Manson JE, Qiao Y, Liu S, Merriam PA, Rahilly-Tierny C, Thomas F, Berger JS, Ockene JK, Curb JD, Ma Y. Statin use and risk of diabetes mellitus in postmenopausal women in the Women's Health Initiative. Arch Intern Med. 2012 Jan 23;172(2):144-52. doi: 10.1001/archinternmed.2011.625. Epub 2012 Jan 9.
  • (9) Julia Hippisley-Cox. Unintended effects of statins in men and women in England and Wales: population based cohort study using the QResearch database. BMJ 2010; 340 doi: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.c2197 (Published 20 May 2010)
  • Imágen | Thomas Thomas, Salood, Thinkstock

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos