Compartir
Publicidad

La importancia del tamaño del envase a la hora de controlar la cantidad de alimento que ingerimos

La importancia del tamaño del envase a la hora de controlar la cantidad de alimento que ingerimos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre hemos dicho que a la hora de comer no solo el gusto es lo que nos mueve a actuar, sino que la vista es un punto importante que debemos tener en cuenta. La forma en la que percibamos un alimento nos influirá enormemente a la hora de comer más o menos cantidad, y es que el tamaño del envase tiene mucha importancia e influye directamente en la cantidad de alimento que vamos a comer.

En algunos post hemos visto que es necesario que para comer de forma correcta y no ingerir grandes cantidades de alimento debemos llevar a cabo el ritual propio de la mesa, sentarnos, preparar los platos, desconectar del entorno y centrarnos en lo que comemos... Estas pautas sn básicas si lo que queremos es lograr consumir el alimento justo para el organismo y evitar así la ingesta innecesaria de calorías. Por este motivo es importante que tengamos en cuenta el tamaño del envase, pues variará mucho de un tipo de persona a otra y por ello tenemos que controlarlo.

Todos nosotros tenemos en nuestra casa una vajilla que es la que utilizamos habitualmente para servir la comida. Ésta va a determinar enormemente la cantidad de alimentos que vamos a ingerir. Normalmente con ella es como mediremos las dosis. Por ejemplo, si comemos sopa nos vamos a guiar por el número de cacillos, a la hora de comer carne por el lugar que ocupa en el plato... Estos puntos son los que dotan de importancia al menaje de nuestra casa.

Pero no solo esto, ya que no todo lo que ingerimos lo hacemos con nuestros platos y utensilios de cocina, sino que cuando comemos snacks o llevamos la comida al trabajo debemos cambiar el chip, ya que normalmente los envases suelen estar pensados para que creamos que comemos menos cantidad de la que realmente estamos ingiriendo, por ello es recomendable que los vaciemos sobre un plato o una fuente que nos sirva de referencia.

Esta falta de noción a la hora de saber las cantidades de alimento que comemos se debe a un efecto óptico, y es que los fabricantes hacen los envases estrechos, de modo que parece que hay poco producto, cuando en realidad el bote es alargado. Un claro ejemplo son las bolsas de patatas fritas que siempre son alargadas y estrechas para que parezca que hay menos cantidad de la que realmente contienen.

Algo similar ocurre con los envases que utilizamos para llevar la comida al trabajo, por lo general solemos portar más cantidad de lo habitual, ya que no tenemos referencia con la vajilla de nuestra casa. Por lo general este tipo de envases suelen ser altos y estrechos, con lo que parece que contienen menos cantidad de la que realmente están portando. Para evitar esto es necesario que antes de llenarlos con comida para el trabajo la depositemos en los platos habituales de nuestra casa para calcular las cantidades y hacer así que no ingiramos más alimento del que realmente necesitamos.

Es importante que no nos dejemos guiar por el envase a la hora de alimentarnos, ya que muchas veces están pensados para que parezca que tienen menos cantidad, aunque en otros casos es a la inversa, y algunos que parecen muy grandes, realmente no contienen casi nada de alimento. Para evitar esto el peso será la referencia que vamos a utilizar a la hora de comer un producto.

Vía | Consumer Imagen | straymuse

En Vitonica | Trucos para saciar nuestro apetito de forma sana En Vitonica | Algunos consejos para comer menos sin darnos cuenta En Vitonica | Consejos para comer fuera de casa y no olvidarnos de la dieta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos