Compartir
Publicidad

Más trucos para reducir el consumo de sal en tu dieta

Más trucos para reducir el consumo de sal en tu dieta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sodio es un mineral que, si bien es necesario en nuestra dieta, puede adquirirse perfectamente con sólo tener una consumo variado de alimentos. Además, un exceso del mismo puede acarrear severos riesgos cardiovasculares y un adicional a los alimentos, no es requerido por el organismo.

Por lo tanto, limitar el consumo de sal es fundamental para cuidar nuestra salud, pues se sabe que el consumo actual excede significativamente las recomendaciones de 5 gramos diarios propuestas por la Organización Mundial de la Salud. Entonces, desde Vitónica te daremos una ayuda y te mostramos unos sencillos trucos para reducir la ingesta de sal.

  • Amigo de las hierbas y condimentos: un mayor uso de hierbas, especias y demás condimentos, puede dar sabor a la comida sin necesidad de agregar sal. Además, muchas de las especias benefician la salud y, al realzar el sabor de los platos, calman rápidamente el apetito.
  • Aléjate de los ahumados y curados: las carnes ahumadas o los quesos curados, concentran gran cantidad de sodio, además, del que se agrega para su mejor conservación, por ello, evita estos alimentos en tu dieta.
  • Evita los embutidos: los embutidos suelen tener gran cantidad de sodio en su composición, por lo que, con sólo reemplazar los mismos por carnes hervidas y fileteadas, podrás reducir considerablemente el aporte de sal de tu bocado. Además, este reemplazo permitrá reducir el aporte de grasas de la preparación.
  • Verduras en abundancia: las hortalizas frescas aportan por sí mismas gran cantidad de sodio de manera natural, por eso, cuando desees reducir la ingesta de sal de algún plato, adiciona una ensalada fresca y sin notarlo, darás un leve sabor salado a tu preparación.
  • Despídete de los caldos y saborizantes: los caldos concentrados o los saborizantes sintéticos, con frecuencia poseen glutamato monosódico, también llamado sal china, un aditivo rico en sodio que concentra el sabor y por ello, con sólo un poco sazona la comida.
  • Reemplazos saludables: otra alternativa para no dejar de comer variado y equilibrado es sustituir aquellos alimentos ricos en sodio por sus versiones "sin sal agregada", es decir, que sólo poseen su sodio natural. Por ejemplo, galletas, quesos, pan, aderezos.


Estos son algunos trucos más que te ofrecemos para que evites la retención de líquidos, protejas tus arterias y el funcionamiento del corazón, con sólo realizar pequeños cambios que facilitarán la reducción de sal en tu dieta, sin que tus comidas queden sosas.

En Vitónica | Trucos para reducir el consumo de sal en tu dieta En Vitónica | El exceso de sal en la alimentación se relaciona con problemas gástricos Imagen | Flickr (The Truth About...)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio