Compartir
Publicidad

Para mantenernos sanos, además de nuestro peso, debemos controlar nuestra dieta

Para mantenernos sanos, además de nuestro peso, debemos controlar nuestra dieta
2 Comentarios
Publicidad

Existen muchas personas que se encuentran en un rango de peso que se considera totalmente saludable. Aunque aquí en Vitónica hemos aclarado en multitud de ocasiones, que lo más importante no es el peso, sino la composición corporal. El IMC por ejemplo, es un valor no muy fiable teniendo en cuenta que una persona puede medir y pesar lo mismo que otra, pero tener un porcentaje graso totalmente distinto.

Un nuevo informe de la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental sugiere que además de mantener un peso y una composición corporal saludable, nuestra dieta debe ser adecuada, ya que, en algunas ocasiones, las personas mantienen el peso pero no tienen unas analíticas saludables debido precisamente a su alimentación.

Precisamente hace unos meses os comentábamos que no es lo mismo una dieta saludable que una dieta equilibrada. Una persona puede seguir una dieta equilibrada y que esa dieta no sea precisamente saludable. Lo ideal es que la dieta además de saludable sea equilibrada, pero si debemos elegir entre uno de los dos, mejor que sea saludable.

Un nuevo informe que aparece en la edición de agosto 2015 de El FASEB Journal sugiere que la inflamación inducida por deficiencias en vitaminas y minerales podría ser el culpable. En este informe, los investigadores muestran que, en algunas personas, los resultados de las analíticas mejoran en muchos de los principales indicadores de la salud cuando se corrigen las deficiencias nutricionales. Algunos incluso pierden peso sin un cambio en su dieta o los niveles de actividad.

Los investigadores de este informe comentan que si esta sano solo dependiera de perder peso o mantenernos delgados, nuestros antiguos antepasados que sufrieron temporadas de escasez extrema de alimentos, podrían haber vivido durante varios años más.

Con este informe se demuestra de nuevo la importancia de lo que comemos, más importante que la cantidad de alimentos que ingerimos y la cantidad de calorías que quemamos mediante nuestra actividad física diaria.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio