Compartir
Publicidad
Publicidad

Sándwiches: comida rápida que puede ser saludable

Sándwiches: comida rápida que puede ser saludable
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha todos nos ha pasado que no tenemos tiempo para cocinar y lo primero que hacemos es preparar un sándwich. No hay de qué alarmarse, los sándwiches pueden ser una comida rápida y saludable al mismo tiempo, sólo debemos saber qué ingredientes escoger y cómo prepararlos.

En Vitónica, te daremos algunos consejos para que con la selección de ingredientes y la posterior elaboración, puedas disfrutar de un sándwich saludable en los momentos de apuro, sin tiempo para cocinar.

En primer lugar, debemos escoger el pan para la elaboración del sándwich, aquí no sólo debemos atender nuestras preferencias, sino también, la composición del pan, ya que tenemos panes sin nada de grasa agregada y otros, que no sólo adicionan grasas saturadas, sino también azúcares. Por eso, lo ideal es alejarnos de los hojaldrados y aquellos a base de grasa animal y preferir el pan blanco, el pan ácimo o árabe o bien, aquellos integrales, con agregados de semillas, avena u otros cerelaes que aportan más fibra y saciedad al bocado.

Por otro lado, debemos escoger los ingredientes para rellenar el sándwich y aquí, debemos prestar mucha atención a los vegetales, ya que éstos ofrecen pocas calorías, mucho sabor y color al plato, vitaminas, minerales, fibra y más saciedad. Por eso, no sólo lechuga y tomate podemos agregar, sino pepino, berenjenas, calabacín, cebolla, pimiento, zanahoria, maíz y muchos más. Recuerda que una variedad de colores garantiza una diversidad de nutrientes.

Ahora sí, el ingrediente principal del sándwich puede ser un vegetal, pero si deseas incorporar quesos y carnes, debemos escoger las opciones más magras. Para ello, recuerda que los quesos más duros y madurados son los que mayor contenido graso poseen, por lo que puede ser buena opción escoger el requesón o algún queso fresco desnatado.

Respecto a las carnes, lo ideal es reemplazar los embutidos que tanta grasa y sodio contienen por las carnes hervidas o cocinadas a la plancha y posteriormente fileteadas. Por ejemplo, pollo hervido y fileteado, pescado desmenuzado u otra fuente de carnes roja magra.

Otro aspecto importante a considerar es la forma de cocción de los alimentos, ya que es habitual la incorporación de huevos fritos, siendo mucho más sano y bajo en calorías si lo adicionamos hervido. Lo mismo ocurre con los demás ingredientes.

Incluso, debemos prestar mucha atención a los aderezos, pues éstos pueden ser una fuente importante de grasas, azúcares y calorías. Por eso, lo ideal es que tú elabores tu propio aderezo mezclando queso crema o yogur natural con hierbas frescas o bien aceite de oliva y tomates secos procesados, por ejemplo.

Por supuesto, siempre conviene que el sándwich sea un plato equilibrado, que calme nuestro apetito y que gratifique al paladar. Por lo tanto, esta comida rápida no tiene porqué perjudicar nuestra dieta, sino que puede ser un plato para disfrutar y cuidarnos aún en momentos de apuro.

En Vitónica | Quitando calorías a la comida rápida En Vitónica | Las hamburguesas no son tan malas Imagen | Remind

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos