Compartir
Publicidad

Una dieta sana para aprender más y mejor

Una dieta sana para aprender más y mejor
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la vuelta al cole, el regreso a los horarios, el estudio y las actividades mentales, los niños requieren del apoyo suficiente para enfrentar con éxito la nueva rutina.

Existen muchos factores que favorecen la re- adaptación de los peques al cole, sin embargo, la alimentación es un aspecto crucial a tener en cuenta en los niños en edad escolar.

Pues, una dieta equilibrada, sana y sin carencias, mejora el funcionamiento cerebral, la concentración y permite que los niños cumplan con sus "obligaciones" llenos de vitalidad y energía.

Los primeros años de vida son decisivos en cuanto a los hábitos alimentarios futuros, por eso, es importante enseñarles a escoger los alimentos que colaboran con su adecuado crecimiento y desarrollo, no sólo físico, sino también mental.

En el informe realizado por profesionales estadounidenses se llegó a la conclusión de que las comidas saludables favorecen el aprendizaje al estimular los neurotransmisores cerebrales.

Por lo tanto, no sólo es indispensable que los padres se preocupen por la dieta de sus hijos, sino que les den el ejemplo a seguir mediante la ingesta de alimentos sanos, variados y en cantidades adecuadas.

Lo que no puede faltar en la dieta de los pequeños que asisten a la escuela es un buen desayuno que, mediante su completa composición nutritiva favorezca el rendimiento escolar y la concentración.

Además, no pueden faltar en el mismo los cereales, la leche o yogur, el pan o galletitas y un jugo o fruta fresca natural.

En el almuerzo es recomendable ingerir alimentos bajos en grasas y azúcares, ya que éstos generan sensación de pesadez en el estómago, favoreciendo el sueño y cansancio que impiden seguir con vitalidad en el resto del día.

Entonces, son opciones recomendadas preparaciones con carnes magras, pollo, vegetales varios o arroz y pastas.

Asimismo, es de gran relevancia fomentar el consumo de alimentos en familia, ya que compartir la mesa familiar es una buena opción para estimular hábitos saludables y prevenir desórdenes alimenticios.

Reducir la ingesta de alimentos preelaborados, comida comprada o alimentos chatarra y fomentar hábitos saludables que contribuyan a una dieta variada, sana y balanceada es el mejor recurso para que los niños pueden superar con éxito los desafíos escolares, aprendiendo más y mejor durante todo el día.

Vía | IntraMed En Vitónica | Nueva pirámide de la alimentación indicada para niños y adolescentes En Vitónica | Buena alimentación y más ingresos monetarios En Vitónica | La mayoría de los alimentos infantiles son poco nutritivos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos