Compartir
Publicidad

La cirugía no es la solución más fácil a la obesidad

La cirugía no es la solución más fácil a la obesidad
12 Comentarios
Publicidad

La cirugía es una de las alternativas para el tratamiento de la obesidad mórbida o el exceso de peso severo, y si bien da grandes resultados cuando se utiliza adecuadamente, es importante saber que la estrategia quirúrgica no es la solución más fácil a la obesidad.

Dado que producen un rápido descenso de peso consecuencia de modificaciones anatómicas y fisiológicas en el cuerpo, muchas son las personas que consideran a la cirugía la puerta de entrada a un adelgazamiento sin esfuerzo. Sin embargo, no es así en realidad, sino que este tipo de terapias también requieren de mucho esfuerzo.

En primer lugar, no todas las personas con obesidad son candidatas a una cirugía bariátrica o para tratar la obesidad, sino que dependiendo de su estado, sus condiciones y sus antecedentes podrá acceder o no a este tipo de tratamiento.

Por otro lado, el tratamiento quirúrgico no es simplemente cirugía, sino que por parte del afectado se requiere de mucho esfuerzo y compromiso, pues aunque la causa del descenso de peso será el achicamiento del estómago o la alteración en la absorción intestinal, la persona con obesidad debe llevar adelante una modificación de hábitos que le permita convivir con su nueva anatomía y fisiología interna.

Es decir, si bien muchos piensan que sin dieta y sin ejercicio se puede adelgazar fácilmente con una cirugía, no es así en realidad, sino que quien se somete a una intervención de este tipo debe perder peso primero a base de una alimentación estricta, debe realizar terapia psicológica y posterior a la cirugía, debe modificar hábitos para poder alimentarse sin sufrir molestias, complicaciones ni carencias.

Todo esto sumado a las complicaciones propias que puede tener cualquier cirugía de complejidad como son las destinadas al tratamiento de la obesidad, convierten a la estrategia quirúrgica en la menos fácil para resolver el exceso de peso.

La cirugía no es la solución más fácil a la obesidad, sino más bien, la más compleja y riesgosa y la que en última instancia se utiliza y recomienda tras haber puesto en marcha otro tipo de recursos más fáciles, menos costosos y mucho menos riesgosos para revertir el exceso de peso como pueden ser la dieta o el ejercicio regular.

En Vitónica | Lo que debemos saber de las cirugías bariátricas Imagen | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio