Compartir
Publicidad

Lo sentimos Manu Chao, pero promocionar a Pàmies es totalmente contrario a luchar por la salud

Lo sentimos Manu Chao, pero promocionar a Pàmies es totalmente contrario a luchar por la salud
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente Josep Pàmies sea conocido por todos nosotros: enemigo autodeclarado de la medicina moderna y defensor de que muchas de las enfermedades graves que sufrimos hoy en día como el ébola o la hepatitis pueden curarse solo con ayuda de plantas y sin necesidad de medicamentos, podría quedarse solo con la etiqueta de charlatán o vendehumos (porque nada de lo que dice está avalado por la ciencia).

Sin embargo, su capacidad para llegar al gran público a través de charlas auspiciadas en ocasiones por ayuntamientos o incluso por universidades (aunque después hayan reculado, como fue el caso el mes pasado de la Politécnica), se multiplica exponencialmente cuando algún personaje famoso se hace eco de ellas. Este ha sido el caso del cantante Manu Chao, el último en promocionar las charlas de Pàmies.

La lucha de Pàmies contra la industria farmacéutica podría ser la típica historia de David contra Goliat: un pequeño agricultor que se levanta en armas contra una industria que se aprovecha del paciente. Si no fuera, claro, porque lo que defiende Pàmies no se sostiene por ninguna evidencia científica: ni el uso de la stevia para curar la diabetes ni el uso del kalanchoe para curar el cáncer, entre otras.

Lo realmente peligroso de las terapias alternativas como las que propone Pàmies es que pueden alejar al paciente de los tratamientos médicos efectivos

El peligro que realmente entrañan estas prácticas de curación con plantas o a través de medicinas alternativas es que pueden alejar al paciente de un tratamiento médico efectivo, como ya ha sucedido en algunos casos. Aun cuando el paciente no abandone el tratamiento médico, pueden darse interferencias entre el mismo y las terapias naturales, pudiendo hacer poco efectivas a las médicas.

Así que no, Manu Chao: promocionar a Pàmies y sus charlas no es apoyar la salud de las personas. Es precisamente alejarlas de un tratamiento que puede ser útil para ellos y acercarlas a prácticas sin base científica que pueden llegar a ser perjudiciales y peligrosas.

Imagen | Twitter Manu Chao
En Vitónica | Las dietas anticáncer no existen (y quien diga lo contrario te quiere engañar)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio