Compartir
Publicidad
Publicidad

Ozonoterapia para aliviar el lumbago

Ozonoterapia para aliviar el lumbago
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ozonoterapia consiste en la administración, con fines terapéuticos del ozono, el cual es un gas que se encuentra naturalmente en las capas más elevadas de la atmósfera.

Hace ya algún tiempo que se utiliza esta terapia debido a que las investigaciones han arrojado, siempre, resultados benéficos ante la aplicación de ozono sobre el organismo humano.

Entre otras cosas, la ozonoterapia actúa como antioxidante e incrementa las defensas del organismo. Sin embargo, se debe ser muy cauteloso con este tratamiento debido a que una prolongada exposición ante una cantidad excesiva de ozono puede resultar muy dañino para la salud.

A pesar de su riesgo, la ozonoterapia se utiliza, y cada vez se descubren más beneficios. Recientemente se ha dado a conocer su efecto sobre la lumbalgia.

La lumbalgia o lumbago se caracteriza por un dolor intenso en la zona lumbar que puede generarse por una mala postura, desgarros musculares, enfermedades reumatológicas, entre muchas otras causas.

Debido a que el lumbago afecta a gran cantidad de personas de diferentes edades, es importante encontrar algún tratamiento más allá de los fármacos que se suelen administrar en estos casos, que disminuya el fuerte dolor que se produce.

Según las experiencias, la ozonoterapia disminuye el dolor en forma instantánea y el efecto analgésico puede perdurar por varios días y luego se debe realizar otra sesión si es necesaria.

En los casos de lumbalgia crónica el dolor suele cesar por completo luego de haber efectuado entre 3 y 6 sesiones, exceptuando casos en que la causa del lumbago es una patología reumática crónica.

La aplicación de ozono con fines terapéuticos puede realizarse sin contradicciones de edad, siempre y cuando, tomemos los recaudos necesarios y seamos asesorados correctamente por un profesional.

A pesar de sus beneficios a la hora de reducir el dolor, considero que se debe tener extrema precaución en estos casos a la hora de realizar el diagnóstico de lumbalgia, ya que si el dolor no se debe a ésta afección y se reduce con la ozonoterapia, podríamos estar disminuyendo los síntomas de una patología más severa como puede ser el caso de un alteración a nivel renal.

También podría suceder que ante la desaparición de dolor originado por una lumbalgia experimentemos bienestar y pensemos estar en condiciones para ejercitarnos nuevamente, cuando en realidad, lo recomendable es reposar por un período corto de tiempo.

Entonces, a la hora de utilizar terapias o analgésicos que reducen el dolor, pues asegurémonos que la causa del dolor viene de una patología que sólo genera dicha molestia y no otros desórdenes en nuestro organismo. Además, tengamos paciencia ante la presencia de lumbalgia y esperemos cuidadosamente su disolución.

Vía | Vivir Mejor En Vitónica | Lumbago: qué es y cómo tratarlo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos